CONVIERTE LA LIMPIEZA DOMESTICA EN UN EJERCICIO ESPIRITUAL
7 SECRETOS DE LA LEY DE ATRACCION QUE DEBES SABER Y ENSEÑAR

Hoy es lunes 14 de octubre de 2019 y son las 11:19 hs. RADIO Y COACHING METAMORFOSIS DESDE ARGENTINA A TODO EL MUNDO.. La primera radio por internet dedicada al mundo del Coaching-Es el Mago que nos ayuda a transformar las Falencias existenciales en oportunidades!! Transformate con nosotros...COMUNICATE, TE ESPERAMOS.


  BIEN-ESTAR !!  20 de septiembre de 2016
QUE NOS HACE MAS FELICES: TENER TIEMPO O TENER DINERO??
Si te dieran a elegir entre más tiempo o más dinero, ¿cuál opción escogerías?. Si se tratara de unas vacaciones en la playa, seguramente pagarías por un vuelo directo para estar un par de horas más sintiendo la arena bajo tus pies. Por otro lado, tal vez aceptarías un trabajo mejor pagado aunque tuvieras que quedarte mucho más tiempo en la oficina.

El profesor Hershfield, hace poco se enfrentó a esa elección: recibió una invitación para dictar un seminario de fin de semana en otro estado, pero tenía una bebé en casa, de apenas 12 semanas de nacida. El sueldo que recibiría serviría para cubrir los gastos para su cuidado, pero el trabajo implicaba que se perdería dos días de asombro, alegría y vinculación con ella.


El valor del dinero era fácil de cuantificar, pero era más difícil asignarle un valor a la cantidad de tiempo que no estaría con su familia. Determinó que solamente le quedaban 222 fines de semana antes de que la bebé se fuera al kínder, momento en el que las horas de calidad en familia cederían paso a los viajes compartidos a casas de amigos.

¿Qué lo haría más feliz: el dinero o el tiempo? Como parte de un proyecto de investigación, le hicimos esta pregunta a más de 4000 personas con y sin hijos de distintas edades, diferentes niveles de ingreso, ocupaciones y estado civil. Publicamos un artículo en la revista especializada Social Psychological and Personality Science en el que explicamos que la mayoría de las personas le dan más valor al dinero que al tiempo. El 64% de las 4415 personas a las que les hicimos la pregunta en cinco encuestas optó por el dinero.

¿El dinero es la elección correcta?. Tuvimos que pedirles a nuestros entrevistados que nos hicieran saber su nivel de felicidad y satisfacción de vida. Descubrimos que la gente que optó por el tiempo era estadísticamente más feliz y estaba más satisfecha con la vida que la gente que eligió el dinero. Por consiguiente, el dinero podría no ser la decisión correcta.

No obstante, tal vez este resultado simplemente muestre que las finanzas de las personas que eligen el dinero son más limitadas y por lo tanto son menos felices. Para comprobar lo anterior, también le pedimos a los encuestados que nos hicieran saber su ingreso familiar anual y la cantidad de horas que trabajan por semana (para medir qué tanto tiempo tienen).

Descubrimos que incluso cuando considerábamos de manera uniforme la cantidad de tiempo libre y dinero (así como la edad, el género, el estado civil, la paternidad y el valor dado a las posesiones materiales), la gente que eligió el tiempo y no el dinero seguía siendo más feliz. Así que si tuviéramos a dos personas que fueran por lo demás iguales, aquella que asentara que el tiempo es más importante que el dinero sería más feliz que la que solo optara por el dinero.

Nuestra investigación no afirma que tener más de uno u otro recurso es mejor o peor para la felicidad. Otro estudio analiza la relación entre la riqueza y la felicidad sugiere que, por ejemplo, un mayor ingreso se relaciona en forma positiva con la felicidad hasta un cierto punto (75.000 dólares, en Estados Unidos) y la satisfacción de vida continúa aumentando mientras mayor es el ingreso.

Sin embargo, nuestra investigación demuestra que el valor que le dan las personas a estos recursos sí predice la felicidad. Los participantes de nuestros estudios que eligieron que el tiempo era más importante que el dinero evaluaron estos recursos de manera distinta y tuvieron distintas intenciones para invertir el dinero o el tiempo obtenido.

A diferencia de aquellos que eligieron el dinero, que eran más propensos a obsesionarse con no tener suficiente, las personas que optaron por el tiempo se concentraban más en qué hacer y planeaban “invertirlo” en cosas que querían y no en lo que necesitaban (por ejemplo, cultivar un pasatiempo en lugar de realizar las tareas del hogar) y en dedicárselo a otras personas: estas dos formas de invertir el tiempo se relacionan con mayores niveles de felicidad.

Si, cuando contestaron nuestra pregunta abierta, eligieron el dinero, no se preocupen. Presentamos esta elección como una reflexión de una preferencia estable, pero hay lugar para el cambio. Cuando le preguntamos a un grupo de participantes que volvieran a elegir entre uno y otro un año después, algunos (un 25 por ciento) cambiaron de opinión. Asimismo, al realizar un experimento en el que le pedíamos a la gente que se concentrara en el valor del tiempo (mencionando las razones por las que querían más tiempo), se sintieron más felices que aquellos a los que les pedimos que se concentraran en el valor del dinero (quienes también mencionaron las razones por las que querían más dinero).

En nuestra búsqueda de felicidad, nos enfrentamos continuamente a decisiones grandes y pequeñas que nos obligan a poner el tiempo y el dinero en una balanza. Por supuesto, algunas veces no hay elección: tenemos que ganar ese dinero extra con el fin de que nos alcance para lo básico. Sin embargo, cuando la posibilidad de elegir más tiempo y no más dinero es algo que sí podemos elegir (a pesar de la tendencia generalizada a hacer lo contrario), este es un buen signo de que encontraremos la felicidad que buscamos.

Y bien, ¿el profesor Hershfield se fue de viaje y ganó un poco más para cuidar a su bebé o se quedó en casa para estar con ella?. Él ya conocía nuestra investigación, así que decidió quedarse en casa.



COMPARTIR:
Relacionadas: BIEN-ESTAR !!
Comentarios:
Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!
Escribir un comentario »








Clima en Federal

8.8°C

Lluvia

 

LA RADIO EN VIVO

   

DOLAR

 
COMPRA
VENTA
56.31
60.31

 

Visitantes

 

contador de visitas

 

EL RATON DE LA GRANJA- Cuando pienses no es mi problema .. recuerda esto.

 

Un ratón, estaba tranquilamente mirando por un agujero en la pared, cuando vio a un granjero y a su esposa abriendo un paquete. En ese momento pensó, - ¿qué tipo de comida podía haber ahí -, pero quedó aterrorizado cuando descubrió que no era comida, sino una trampa para ratones.
Entonces fue corriendo al patio de la granja a advertir a todos: – ¡Hay una ratonera en la casa, una ratonera en la casa! -.
La gallina, que estaba cacareando y escarbando en busca de una brizna de hierba, levanto la cabeza y dijo: – Discúlpeme Sr. Ratón, yo entiendo que es un gran problema para usted, pero a mí no me perjudica en nada, ni me incomoda la trampa para ratones -. 
El ratón fue hasta entonces a buscar al cordero y le dijo: – Hay una ratonera en la casa, ¡ una ratonera !. - Discúlpeme Sr. Ratón-, le respondió el cordero, - pero no hay nada que yo pueda hacer, solamente pedir por usted. Quédese tranquilo que sera recordado en mis oraciones.
Asustado el pequeño ratón se dirigió entonces a la vaca que le respondió: – ¿Pero acaso estoy yo en peligro?… pienso que no -. Aquella noche el ratón volvió a la casa, preocupado, sólo y triste, para enfrentarse a la ratonera del granjero, pero al llegar oyó un gran barullo, como el de una ratonera atrapando a su víctima.
Al oír el ruido la mujer del granjero corrió para ver lo que había atrapado. En la oscuridad, no vio que la ratonera lo que había atrapado era la cola de una serpiente venenosa. que velozmente le pico en la pierna. El granjero, que acudió a los gritos de su esposa, la llevo inmediatamente al hospital para que la curaran, pero de vuelta a casa aún tenía una fiebre alta.
El ratón, desde su agujero, observaba cómo el granjero cuidaba a su mujer. Y como todo el mundo sabe que para cuidar a alguien con fiebre, no hay nada mejor que una nutritiva sopa, vio como agarró un cuchillo de la cocina y fue a buscar a la gallina, que es el ingrediente principal para preparar una rica sopa.
Pero como la enfermedad de la mujer continuaba, la familia, los amigos y vecinos fueron a visitarla. El ratón vio como el granjero tuvo que matar al cordero para darle de comer a sus visitantes. Sin embargo y a pesar de todos los cuidados de su esposo, la mujer no mejoro y acabó muriendo. Entonces el pequeño ratón vio, desde su ratonera, como el granjero, para poder pagar los gastos del funeral, vendió la vaca a un hombre que se la llevó al matadero.
Cuando escuches que alguien tiene un problema y creas que ese problema no es tuyo o que no te afecta, y no le prestas atención… acuérdate de como acabaron la gallina, el cordero y la vaca y piénsalo dos veces, antes de darle la espalda.
Adaptación de un texto de Internet de autor anónimo.

 

EL ARBOL DE LAS PREOCUPACIONES.

 

Un rico comerciante contrató a un carpintero para restaurar una antigua casa colonial. Como el comerciante era de esas personas a las que les gusta tener todo bajo control y le preocupaba que el trabajo no quedase bien, decidió pasar un día en la casa, para ver cómo iban las obras.

 Al final de la jornada, se dio cuenta de queel carpintero había trabajado mucho, a pesar de que había sufrido varios contratiempos. Para completar el día de mala suerte, el coche también se negó a funcionar así que el empresario se ofreció para llevarle a casa.

 El carpintero no habló durante todo el trayecto, visiblemente enojado y preocupado por todos los contratiempos que había tenido a lo largo del día. Sin embargo, al llegar invitó al comerciante a conocer a su familia y a cenar, pero antes de abrir la puerta, se detuvo delante de un pequeño árbol y acarició sus ramas durante pocos minutos.

 Cuando abrió la puerta y entró en la casa, la transformación era radical: parecía un hombre feliz. La cena transcurrió entre risas y animada conversación. Al terminar la velada, el carpintero acompañó al comerciante al coche. Cuando pasaron por delante del árbol, este le preguntó:

 - ¿Qué tiene de especial ese árbol? Antes de entrar estabas enojado y preocupado y después de tocarlo eras otro hombre.

 - Ese es el árbol de los problemas – le respondió el carpintero. – Soy consciente de que no puedo evitar los contratiempos en el trabajo pero no tengo por qué llevarme las preocupaciones a casa.Cuando toco sus ramas, dejo ahí las preocupaciones y las recojo a la mañana siguiente, cuando regreso al trabajo. Lo interesante es que cada mañana encuentro menos motivos para preocuparme que los que dejé el día antes. 

 Esa noche, el rico comerciante aprendió una de las lecciones más valiosas de su vida.

   Reflexión:

Aprender a soltar las preocupaciones diarias puede parecer una habilidad difícil, pero con práctica puede conseguirse y convertirse en un  hábito que nos permitirá disfrutar mejor de nuestra vida.

 Las preocupaciones son como montar en una bicicleta estática: cansan pero no llevan a ninguna parte. Cargar con la mochila de preocupaciones durante todo el día genera estrés,angustia, ansiedad y gran malestar, creándose una bola cada vez más grande que fomenta la irritabilidad y la negatividad... además de impedirnos disfrutar del presente. 

 Pero lo bueno es que podemos practicar y fomentar habilidades que nos permitan "soltar lastre" diariamente. podemos crear nuestro propio "árbol de las preocupaciones": hacer deporte, practicar relajación, meditación,  ejercicios mentales, etc. 

 Plantemos nuestro arbol de las preocupaciones y recordemos abrazarlo cada día.

 

GUIA TELEFONICA

 

Buscar en federal
 

 

DEJA UN MENSAJE

 
 




LO MAS LEIDO DEL MES

 
Mas alla de la autoestima: La armonia interior.
"La simplicidad es esencial para una sociedad más justa y feliz".
¿Te estás amando lo suficiente?.
¿Cómo afectan las emociones a nuestro sistema inmune?.
 


Radio y Coaching Metamorfosis - © 2018 - Todos los derechos reservados


RadiosNet