La Ciencia revela que la oración tiene Efectos Curativos contra Enfermedades
MUCHOS NIÑOS SON BRILLANTES AUNQUE SUS NOTAS DIGAN LO CONTRARIO

Hoy es martes 21 de enero de 2020 y son las 05:52 hs. RADIO Y COACHING METAMORFOSIS DESDE ARGENTINA A TODO EL MUNDO.. La primera radio por internet dedicada al mundo del Coaching-Es el Mago que nos ayuda a transformar las Falencias existenciales en oportunidades!! Transformate con nosotros...COMUNICATE, TE ESPERAMOS.


  SALUD  22 de septiembre de 2016
PERFIL DEL MALTRATADOR PSICOLOGICO: 20 Rasgos Característicos
El perfil del maltratador psicológico tiene una serie de características generales: toman ventaja de la relación que tienen con la persona agredida y de la confianza y el cariño que les depositan, usan la intimidación, la culpabilización, la desvalorización, los insultos y las amenazas, entre otras armas.
El maltrato psicológico es aquél en el que el comportamiento repetido agrede la estabilidad emocional e incluso la física de la persona que es maltratada. También perdura a lo largo del tiempo.

El maltrato psicológico es aquél en el que el comportamiento repetido agrede la estabilidad emocional e incluso la física de la persona que es maltratada. También perdura a lo largo del tiempo. 

Normalmente estas personas suelen pasar desapercibidas. Quizás, este hecho recuerda a cuando existe alguna situación de maltrato y en el telediario preguntan a los vecinos por el agresor. En un amplio número de casos los vecinos responden que era una persona normal.

2- Baja tolerancia al estrés y a la frustración

En lo que concierne al estrés, tienden a ser castigadores en sus relaciones y, sobre todo, lo son con sus víctimas. Resulta fácil que se pongan nerviosos y que desarrollen alguna sintomatología relacionada con la ansiedad.

Es muy probable que estén insatisfechos consigo mismos, lo cual está en consonancia con la baja autoestima baja. Esta circunstancia interfiere en la manera que tienen para relacionarse con los demás. Con respecto a la frustración, es probable que lleguen a desarrollar rasgos de personalidad psicopática.

3- Fuerte influencia social

Los maltratadores psicológicos suelen haberse criado en un contexto en el que la violencia y el lenguaje verbal agresivo era habitual  o la única manera de establecer las relaciones en su círculo.

Según Javier Madina (psicólogo clínico especializado en violencia familiar), durante su infancia los maltratadores psicológicos están expuestos a deportes duros en los que la fuerza es altamente valorada.

4- Poca gestión emocional y empatía

Estas personas que ejercen una relación basada en la superioridad y en la que existen malo tratos experimentan diversas dificultades para poder expresar sus emociones.

Al no poder gestionar sus emociones correctamente tienen problemas para entenderlas en los demás. Por eso, tienen problemas para empatizar. Si no son capaces de detectar las emociones en sí mismos, no llegarán a entender el impacto sobre los demás.

5- Sentimientos contradictorios

Esta característica puede recordar al refrán “del amor al odio hay un solo paso”. Los maltratadores psicológicos suelen ser volátiles en su comportamiento y también con sus relaciones.

En un momento determinado pueden tener una buena relación de pareja y, de repente, cambiar su actitud y mostrarse hostiles hacia ella. Estos afectos positivos y negativos que se suceden tan rápidamente provocan que el maltratador odie a su pareja, pero que acabe necesitándola constantemente a su lado. De esta forma es como se sienten realizados.

6- Tienen una actitud machista

Normalmente, estos hombres tienen muy interiorizadas las creencias y costumbres del patriarcado en las que el hombre ha de ejercer supremacía y ostentar poder sobre las mujeres.

Estos roles continúan perpetrándose actualmente en nuestra sociedad a través de los medios de comunicación y la educación. Hasta que no se produzca un giro radical cultural, no podremos luchar contra estas creencias.

7- Comportamiento amenazante

La forma de relacionarse del maltratador psicológico con su víctima suele ser a través de la amenaza para conseguir lo que quiera de ella. Estas amenazas pueden ser que se van a marchar de casa o que se van a llevar a los hijos en lo que concierne en las relaciones de pareja.

En un mayor grado las amenazas pueden llegar hasta el suicidio. Tienden a hacer sentir a sus víctimas culpables sobre lo mal que van las cosas, jugando con su posición de poder sobre ella.

A través de su forma de hablar, suelen hacer uso de la ironía para dar pie a la ambigüedad a lo que hacen o dicen. Con su lenguaje corporal intimidan a la víctima a través de los gestos y apoyándose en amenazas verbales acompañadas por gritos que responden al perfil del estilo comunicativo de una persona agresiva. Su estado anímico es irritable y de mal humor, además de que pueden sufrir cambios de humor fácilmente.

8- Nivel socioeconómico

Los maltratadores psicológicos no pertenecen a un estrato social concreto, están presentes en todas las capas de la sociedad. Lo que sí es cierto y ha sido validado por diversos estudios es que las personas que se han criado en unas circunstancias desfavorables en las que la violencia ha estado presente desarrollarán con mayor probabilidad el perfil de un maltratador psicológico.

Otros factores que pueden estar relacionados con este perfil responden a pertenecer a familias de un nivel socioeconómico bajo, a la ausencia de buenas relaciones en el núcleo familiar y a vivir en una situación de hacinamiento, entre otras.

 

9- Historia de maltrato anteriormente

En ocasiones los maltratadores psicológicos han sido víctimas que han sufrido el maltrato psicológico ellos mismos u otro tipo de maltrato, como puede ser el físico. También, ser una persona que ejerce el maltrato puede estar evocado por algún trauma que haya tenido lugar a lo largo de la infancia y hasta la época de la adolescencia.

10- Son celosos

Aprovechando su situación de poder sobre su pareja, la controlan, la acosan y la humillan. Estos celos son fruto de su baja autoestima y de la dependencia que sienten por su pareja.

Estas conductas pueden aparecer de manera encubierta y estas personas fingen que lo hacen por el bien de sus víctimas, pero a medida que van en aumento se convierten en celos patológicos.

11- Controlan a sus víctimas

Los maltratadores psicológicos controlan a sus víctimas de manera constante. Como en otros aspectos, este control comienza casi que de manera encubierta hasta que es fácilmente identificable.

En estas conductas vemos ejemplos bastante claros. Controlan el teléfono móvil de su víctima para ver con quién habla y de qué, las relaciones que mantiene y con quién comparte las actividades de ocio y su trabajo.

También controlan la manera de vestir, llegando a ridiculizarlas por cómo lo hacen. Es común también el control del dinero de su pareja, llegando a retirarle su dinero y hacer que la víctima deba pedírselo al maltratador para que así sepa cuáles son sus gastos, etc.

12- Dependencia emocional

Los maltratadores psicológicos suelen ser personas que experimentan dependencia emocional, aunque tienden a manifestar este estado a través de su agresividad.

Son personas confiadas consigo mismas y altivas, necesitan humillar a sus parejas y sentir cómo éstas se someten a ellos. Sólo así un maltratador psicológico se sentirá satisfecho.

13- Aíslan a la víctima

Tienden a alejar a las víctimas de su entorno más cercano y de las relaciones que tienen establecidas con sus amigos, familiares y compañeros. Es una forma más que usan los maltratadores psicológicos de alejarlas de su entorno y ejercer una relación de poder y supremacía sobre la víctima.

Esta característica está relacionada con los celos que presentan. Probablemente, estas conductas no se manifiesten desde el comienzo y sean una de las alertas que perciben las familias y los amigos de la víctima sobre la situación de malos tratos emocionales.

14- Transforman a sus víctimas en personas inútiles y dependientes de ellos

De esta manera, el maltratador lo que pretende es que su pareja dependa de ella cada vez más y de manera constantemente. Esto es lo que realmente les ocurre a los maltratadores.

15- Son personas egocéntricas

Tienen que sentir que todo funciona por y para ellos y que los demás giran a su alrededor. Tienen la necesidad de sentir que controlan todo.

Las víctimas deben comportase como satélites que han de moverse alrededor de ellos y responder siempre ante sus demandas.

16- Ridiculización y humillación pública

Cualquier reunión o encuentro social es la perfecta ocasión que utiliza el maltratador psicológico para dejar en ridículo a su víctima. Al principio de la historia de malos tratos, esta humillación puede hacerla en un tono jocoso y para que los demás no sospechen, pero estos comentarios tienden a ser más frecuentes.

La humillación pública es otra de las señales de alarma que perciben los familiares y amigos. Por eso, cuando el maltratador percibe que el contexto comienza a alertarse, suele cortar la relación con estas personas y a cerrarse en su relación de pareja.


17- Chantaje emocionalOtra circunstancia que puede suceder es que tras un encuentro social el maltratador psicológico recrimine a su víctima la forma en la que se comportado o lo que ha dicho.

Estas personas hacen uso del chantaje emocional para hacer sentir culpables a sus víctimas. De esta manera, lo que hacen es lograr sus objetivos.

18- Usan el imperativo

Los maltratadores psicológicos se comunican además de a través de la amenaza, usando el imperativo con sus víctimas “haz esto”, “limpia la cocina”, “no te pongas esa blusa”. De esta manera, imponen su criterio y a través del chantaje, no dan a que sus víctimas actúen con libertad.

19- Anula a su víctima

A través del insulto y de la forma en la que se dirigen a sus víctimas, anulan sus capacidades. Con estas herramientas bajan la autoestima de sus víctimas. Son comunes los comentarios tipo “no vales para nada”, “eres una inútil”, “Fulanita lo hace mejor que tú”.

Conclusiones

A lo largo de este post, las características ofrecidas responden al perfil de un maltratador psicológico. Al igual que cuando se realiza un diagnóstico, todas las personas no responden a un perfil concreto, ni tienen por qué manifestar todas las características.

Estos rasgos nos sirven de apoyo para identificar comportamientos que respondan a una situación de malos tratos emocionales y así, poder identificar al agresor y tomar las medidas pertinentes.

Si a lo largo de esta lectura te has sentido identificado o bien, te has acordado de alguien que sospechas que puede ser víctima de malos tratos, ya sean de tipo emocional o físico, es importante que denuncies esta situación ante la autoridad competente.

Referencias

  1. Fernández López, V. Maltrato psicológico, rompe tus cadenas emocionales.
  2. Madina Salustiano, J. Perfil Psicológico del maltratador y estrategias de intervención.
  3. Malos tratos psicológicos: rasgos de un maltratador.
  4. El perfil de un maltratador psicológico o físico.


COMPARTIR:
Relacionadas: Salud
Comentarios:
Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!
Escribir un comentario »








Clima en Federal

23.7°C

Tormenta eléctrica

 

LA RADIO EN VIVO

   

DOLAR

 
COMPRA
VENTA
57.97
62.97

 

Visitantes

 

contador de visitas

 

EL RATON DE LA GRANJA- Cuando pienses no es mi problema .. recuerda esto.

 

Un ratón, estaba tranquilamente mirando por un agujero en la pared, cuando vio a un granjero y a su esposa abriendo un paquete. En ese momento pensó, - ¿qué tipo de comida podía haber ahí -, pero quedó aterrorizado cuando descubrió que no era comida, sino una trampa para ratones.
Entonces fue corriendo al patio de la granja a advertir a todos: – ¡Hay una ratonera en la casa, una ratonera en la casa! -.
La gallina, que estaba cacareando y escarbando en busca de una brizna de hierba, levanto la cabeza y dijo: – Discúlpeme Sr. Ratón, yo entiendo que es un gran problema para usted, pero a mí no me perjudica en nada, ni me incomoda la trampa para ratones -. 
El ratón fue hasta entonces a buscar al cordero y le dijo: – Hay una ratonera en la casa, ¡ una ratonera !. - Discúlpeme Sr. Ratón-, le respondió el cordero, - pero no hay nada que yo pueda hacer, solamente pedir por usted. Quédese tranquilo que sera recordado en mis oraciones.
Asustado el pequeño ratón se dirigió entonces a la vaca que le respondió: – ¿Pero acaso estoy yo en peligro?… pienso que no -. Aquella noche el ratón volvió a la casa, preocupado, sólo y triste, para enfrentarse a la ratonera del granjero, pero al llegar oyó un gran barullo, como el de una ratonera atrapando a su víctima.
Al oír el ruido la mujer del granjero corrió para ver lo que había atrapado. En la oscuridad, no vio que la ratonera lo que había atrapado era la cola de una serpiente venenosa. que velozmente le pico en la pierna. El granjero, que acudió a los gritos de su esposa, la llevo inmediatamente al hospital para que la curaran, pero de vuelta a casa aún tenía una fiebre alta.
El ratón, desde su agujero, observaba cómo el granjero cuidaba a su mujer. Y como todo el mundo sabe que para cuidar a alguien con fiebre, no hay nada mejor que una nutritiva sopa, vio como agarró un cuchillo de la cocina y fue a buscar a la gallina, que es el ingrediente principal para preparar una rica sopa.
Pero como la enfermedad de la mujer continuaba, la familia, los amigos y vecinos fueron a visitarla. El ratón vio como el granjero tuvo que matar al cordero para darle de comer a sus visitantes. Sin embargo y a pesar de todos los cuidados de su esposo, la mujer no mejoro y acabó muriendo. Entonces el pequeño ratón vio, desde su ratonera, como el granjero, para poder pagar los gastos del funeral, vendió la vaca a un hombre que se la llevó al matadero.
Cuando escuches que alguien tiene un problema y creas que ese problema no es tuyo o que no te afecta, y no le prestas atención… acuérdate de como acabaron la gallina, el cordero y la vaca y piénsalo dos veces, antes de darle la espalda.
Adaptación de un texto de Internet de autor anónimo.

 

EL ARBOL DE LAS PREOCUPACIONES.

 

Un rico comerciante contrató a un carpintero para restaurar una antigua casa colonial. Como el comerciante era de esas personas a las que les gusta tener todo bajo control y le preocupaba que el trabajo no quedase bien, decidió pasar un día en la casa, para ver cómo iban las obras.

 Al final de la jornada, se dio cuenta de queel carpintero había trabajado mucho, a pesar de que había sufrido varios contratiempos. Para completar el día de mala suerte, el coche también se negó a funcionar así que el empresario se ofreció para llevarle a casa.

 El carpintero no habló durante todo el trayecto, visiblemente enojado y preocupado por todos los contratiempos que había tenido a lo largo del día. Sin embargo, al llegar invitó al comerciante a conocer a su familia y a cenar, pero antes de abrir la puerta, se detuvo delante de un pequeño árbol y acarició sus ramas durante pocos minutos.

 Cuando abrió la puerta y entró en la casa, la transformación era radical: parecía un hombre feliz. La cena transcurrió entre risas y animada conversación. Al terminar la velada, el carpintero acompañó al comerciante al coche. Cuando pasaron por delante del árbol, este le preguntó:

 - ¿Qué tiene de especial ese árbol? Antes de entrar estabas enojado y preocupado y después de tocarlo eras otro hombre.

 - Ese es el árbol de los problemas – le respondió el carpintero. – Soy consciente de que no puedo evitar los contratiempos en el trabajo pero no tengo por qué llevarme las preocupaciones a casa.Cuando toco sus ramas, dejo ahí las preocupaciones y las recojo a la mañana siguiente, cuando regreso al trabajo. Lo interesante es que cada mañana encuentro menos motivos para preocuparme que los que dejé el día antes. 

 Esa noche, el rico comerciante aprendió una de las lecciones más valiosas de su vida.

   Reflexión:

Aprender a soltar las preocupaciones diarias puede parecer una habilidad difícil, pero con práctica puede conseguirse y convertirse en un  hábito que nos permitirá disfrutar mejor de nuestra vida.

 Las preocupaciones son como montar en una bicicleta estática: cansan pero no llevan a ninguna parte. Cargar con la mochila de preocupaciones durante todo el día genera estrés,angustia, ansiedad y gran malestar, creándose una bola cada vez más grande que fomenta la irritabilidad y la negatividad... además de impedirnos disfrutar del presente. 

 Pero lo bueno es que podemos practicar y fomentar habilidades que nos permitan "soltar lastre" diariamente. podemos crear nuestro propio "árbol de las preocupaciones": hacer deporte, practicar relajación, meditación,  ejercicios mentales, etc. 

 Plantemos nuestro arbol de las preocupaciones y recordemos abrazarlo cada día.

 

GUIA TELEFONICA

 

Buscar en federal
 

 

aaaa

DEJA UN MENSAJE

 
 



LO MAS LEIDO DEL MES

 
 


Radio y Coaching Metamorfosis - © 2018 - Todos los derechos reservados


RadiosNet