Sábado 23 de Enero de 2021

Hoy es Sábado 23 de Enero de 2021 y son las 04:08 RADIO METAMORFOSIS DESDE ARGENTINA PARA EL MUNDO

26.1°


PRóXIMO CAPITULO

22 de diciembre de 2020

El Mate nos inspira Por Lissette Ambrosio

Obama:
"Siempre he sido un aficionado de la cultura argentina, cuando estaba en la universidad leí mucha literatura argentina. Me enorgullece decirles que probé mate por primera vez en mi vida, cuando estaba en la universidad leía a (Jorge Luis) Borges y (Julio) Cortázar y hablaban de mate y me dije, tengo que llegar a Buenos Aires y probar el mate".

Julio Cortázar – Rayuela

Oliveira cebó otro mate. Había que cuidar la yerba, en París costaba quinientos francos el kilo en las farmacias y era una yerba perfectamente asquerosa que la droguería de la estación Saint-Lazare vendía con la vistosa calificación de «maté sauvage, cueilli par les indiens», diurética, antibiótica y emoliente. Por suerte el abogado rosarino —que de paso era su hermano— le había fletado cinco kilos de Cruz de Malta, pero ya iba quedando poca. «Si se me acaba la yerba estoy frito», pensó Oliveira. «Mi único diálogo verdadero es con este jarrito verde.» Estudiaba el comportamiento extraordinario del mate, la respiración de la yerba levantada por el agua y que con la succión baja hasta posarse sobre sí misma, perdido todo brillo y todo perfume a menos que un chorrito de agua la estimule de nuevo, pulmón argentino de repuesto para solitarios y tristes.

Borges y el mate

"He tomado mucho mate cuando era joven. Tomar mate, para mí, era la forma de sentirme criollo viejo”.

En su discurso en Argentina, Barack Obama destacó sus lecturas de Jorge Luis Borges y Julio Cortázar, dos de mis escritores favoritos.

Obama:

"Siempre he sido un aficionado de la cultura argentina, cuando estaba en la universidad leí mucha literatura argentina. Me enorgullece decirles que probé mate por primera vez en mi vida, cuando estaba en la universidad leía a (Jorge Luis) Borges y (Julio) Cortázar y hablaban de mate y me dije, tengo que llegar a Buenos Aires y probar el mate".

No importa de qué país seas, al principio puede que lo sientas muy amargo pero luego te va enamorar, además de ser estimulante, el mate tiene muchos otros beneficios. “vitaminas A, B, C y E”, a la vez es un diurético. Según varios doctores el mate es beneficioso para la salud en su  nutrición, energía, digestión, etcétera.

Llamamos mate a infusiones hecha con hojas de yerba mate, plantas previamente secadas, cortadas y molidas forman la yerba mate, la cual tiene sabor amargo debido a los taninos de sus hojas. Por esto, hay quienes gustan de endulzarlo un poco.

Era consumido en América  por algunas etnias, y quedó como parte del acervo cultural en Argentina, Uruguay, Paraguay, y también en zonas del sur de Brasil, así como al sur de Bolivia, y al sur de Chile.

Hay cuatro instrumentos para el mate: el recipiente, la bombilla, la yerba, y el agua.

  • El recipiente es la taza en que se prepara y se bebe el mate, y el recipiente también se llama “un mate” los hay de madera,  metal, y  calabaza.
  • La bombilla.es una especie de pajilla o paja  de metal, especial para el mate, con un colador en el extremo para filtrar la yerba.
  • La yerba, se obtiene de las hojas y tallos tiernos del ‘Ilex Paragueriensis’” (Carabajal).
  • El agua caliente.

Ahora a cebar el mate:

  • Se llena las ¾ partes del mate con yerba.
  • Colocamos el recipiente boca abajo y lo agitamos con fuerza para lograr que todos los ingredientes se mezclen y se distribuyan de forma homogénea.
  • Traemos el mate lentamente a su posición inicial, pero cuidando que la yerba quede inclinada a 45°, formando una especie de agujero. Por allí vamos a verter un chorrito de agua tibia para humedecer la parte baja.
  • Introducimos la bombilla presionando contra la pared interna del mate y tratamos de no moverla más.
  • Agregamos el agua progresivamente hacia el lado del mate donde está la bombilla.
  • ¡Listo!

 El sabor de la yerba varía según el clima donde nace, crece y se desarrolla.  Dicen que el agua no se le niega a nadie y el mate tampoco porque se  alberga  la alegría de compartir.

Recuerda si te invitan: No diga “gracias” antes de tiempo. Se debe dar las gracias cuando ya estamos satisfechos y no queremos más" :) 

El mate nos inspira,  en la vida cotidiana, en las obras literarias, dando calidez a la tertulias, o reflexionando en la soledad.

te tomás unos mates?

¿Dulce o amargo?

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!