Así destrozan tu cerebro las drogas
EXIGENCIAS Y MANDATOS. La carga que llevamos ..!!

Hoy es lunes 14 de octubre de 2019 y son las 11:22 hs. RADIO Y COACHING METAMORFOSIS DESDE ARGENTINA A TODO EL MUNDO.. La primera radio por internet dedicada al mundo del Coaching-Es el Mago que nos ayuda a transformar las Falencias existenciales en oportunidades!! Transformate con nosotros...COMUNICATE, TE ESPERAMOS.


    16 de diciembre de 2015
Violencia de Genero: los vínculos patriarcales Perspectiva desde la Psicología Social
http://www.metamorfosis.com.ar/12-2015/resize_1450310306.jpg

Dra. Gladys Adamson
 

Las cifras de femicidio muestran la cara más trágica del patriarcado. Desde la Psicología Socia nos sentimos compelidos, desafiados a dar cuenta de ello a partir de la perspectiva de Enrique Pichon Riviere.

El femicidio sólo puede ser tomado como síntoma extremo de una cultura patriarcal. Somos conscientes que esta Cultura Patriarcal se sostiene a partir de un complejo entramado lingüístico, político, económico, jurídico religioso, etc. Pero ¿Cómo comprenderla desde las condiciones de producción de subjetividades donde la mujer queda en una posición de puro objeto esclavo y el hombre en una posición de amo, dueño de la vida y la muerte de quien dice amar?

¿Cómo se constituyeron estas subjetividades?

Desde E. Pichon Rivière no hay lugares especiales donde se conforman. Estas subjetividades se van produciendo en la más absoluta cotidianidad de los vínculos y las prácticas sociales habituales, diarias, constantes.

En la familia, debido al posicionamiento vincular en la trama de interrelaciones, el rol, la función de la mujer queda subordinado en relación a la del hombre. Aparece naturalizado que la mujer sea la que postergue sus intereses egoístas en función del cuidado de otros (marido, hijos, casa, familia, mascotas de los hijos etc.), sea la que más trabaja. Se naturaliza que no necesitee descansar: cuando vuelve de su jornada laboral debe asumir las labores de ama de casa, madre, esposa, etc. Actualmente hay una publicidad donde las mujeres, en su rol de madre no pueden tomarse el día, le aconsejan automedicarse y seguir.

En el lenguaje el género femenino está subordinado o subsumido frente al masculino. La palabra hombre se supone neutra. Cuando lo masculino y lo femenino se transforma en plural es siempre masculino. Escuchamos como natural, señores televidentes, señores pasajeros, usuarios de Internet. Incluso en la Psicología Social hablamos de miembros de un grupo, no decimos miembras ni integrantas. Cuando una mujer fue elegida por voto democrático para dirigir y gobernar a nuestro país hubo un debate, incluso entre intelectuales prestigiosos si debía denominársele Presidente o Presidenta.

En las conversaciones familiares si un niño habla de futbol se lo escucha, se lo carga, pero es tenido en cuanta. La niña si dice algo que sabe, en general la respuesta que recibe es el silencio.

En la más absoluta cotidianidad y muy tempranamente la niña percibe el interjuego de roles en la familia, el papel que juega cada uno en la trama vincular que se despliega, las jerarquías, quien impone su visión del mundo, la calidad de las relaciones de género, etc.

Parece una caricatura pero para un varón machista la mujer es menos inteligente, no es capaz de pensamientos abstractos, menos aun científicos, no es perspicaz, es ingenua, no es ingeniosa y si es sagaz es picara y tramposa.

El lenguaje reproduce la realidad. Heidegger señala que el lenguaje (el habla) no es algo accesorio al ser, no es un instrumento sino que es un existenciario, constitutivo. El ser humano es un ser de lenguaje. El habla está relacionada con el “encontrarse con” y el comprender. Ello se logra porque el lenguaje articula y promueve una comprensión, una interpretación, un sentido, una significación del mundo y las relaciones entre las cosas del mundo. Hablar es articular significativamente la comprensibilidad del “ser en el mundo”, al que es inherente el “ser con” y que se mantiene en cada caso en un modo determinado del “ser uno con otro”. Éste, el “ser uno con otro” es hablante; da su palabra y retira la palabra dada, requiere, amonesta, sostiene una conversación, se pone al habla, habla a favor, hace declaraciones, habla en público (…) El habla (…) contribuye a constituir el estado ( ... ) del ser en el mundo[1].

Los intercambios lingüísticos son también relaciones de poder simbólico donde se actualizan las relaciones de fuerza entre los locutores y sus respectivos grupos.

Pichon Rivière cuando define la comunicación humana la define como un acto comunicativo: no sólo circula información, sentido, sino que, en él, se transmite una visión del mundo, una manera de percibirlo, de jerarquizar sus múltiples dimensiones y categorías; se transmite un afecto o un tipo de sensibilidad, aquello a lo que hay que atender o ser indiferente. El acto comunicativo es una escena, una propuesta de roles donde el emisor asume uno y adjudica el rol complementario al otro (puede ser alguien al que se sitúe como par, subordinado, cómplice, enemigo, etc.). Al hablar se hace algo con (o contra) el otro, hay una dimensión de acción en ella.

En la comunicación se introduce todo lo que constituye la experiencia singular y colectiva de los interlocutores. E. Pichon Riviere señala que todo ser hablante es emisario de una larga y compleja historia de experiencias vinculares y de sus respetivos posicionamientos de roles sociales. Hablar es transmitir un modo de pensar al mundo pero también el lugar en que nos posicionamos, como nos auto percibimos en él.

¿Cómo comenzar a cambiar esta cultura patriarcal? Todas las instancias económicas, jurídicas, políticas, etc. son importantísimas pero no menos importante es la que transcurre en la aparente obviedad de la vida cotidiana. Lo habitual tiende a naturalizarse, a volverse universal como si fuera eterno y propio de la vida, de lo obvio.

Las mujeres, que tenemos un rol fundamental en la socialización de los niños debemos estar muy alertas frente a palabras, actitudes, mandatos que inconscientemente reproducimos y con ello potenciamos la cultura patriarcal o la reactualizamos. Reconocer estas palabras, enojos, mandatos o naturalizaciones nos hace conscientes y colabora a que no sean naturales ni obvias. Es una manera de empezar a cambiar desde lo micro social del vínculo familiar pero con el horizonte de un cambio macro, en lo cultural.



COMPARTIR:
Relacionadas:
Comentarios:
Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!
Escribir un comentario »








Clima en Federal

8.8°C

Lluvia

 

LA RADIO EN VIVO

   

DOLAR

 
COMPRA
VENTA
56.31
60.31

 

Visitantes

 

contador de visitas

 

EL RATON DE LA GRANJA- Cuando pienses no es mi problema .. recuerda esto.

 

Un ratón, estaba tranquilamente mirando por un agujero en la pared, cuando vio a un granjero y a su esposa abriendo un paquete. En ese momento pensó, - ¿qué tipo de comida podía haber ahí -, pero quedó aterrorizado cuando descubrió que no era comida, sino una trampa para ratones.
Entonces fue corriendo al patio de la granja a advertir a todos: – ¡Hay una ratonera en la casa, una ratonera en la casa! -.
La gallina, que estaba cacareando y escarbando en busca de una brizna de hierba, levanto la cabeza y dijo: – Discúlpeme Sr. Ratón, yo entiendo que es un gran problema para usted, pero a mí no me perjudica en nada, ni me incomoda la trampa para ratones -. 
El ratón fue hasta entonces a buscar al cordero y le dijo: – Hay una ratonera en la casa, ¡ una ratonera !. - Discúlpeme Sr. Ratón-, le respondió el cordero, - pero no hay nada que yo pueda hacer, solamente pedir por usted. Quédese tranquilo que sera recordado en mis oraciones.
Asustado el pequeño ratón se dirigió entonces a la vaca que le respondió: – ¿Pero acaso estoy yo en peligro?… pienso que no -. Aquella noche el ratón volvió a la casa, preocupado, sólo y triste, para enfrentarse a la ratonera del granjero, pero al llegar oyó un gran barullo, como el de una ratonera atrapando a su víctima.
Al oír el ruido la mujer del granjero corrió para ver lo que había atrapado. En la oscuridad, no vio que la ratonera lo que había atrapado era la cola de una serpiente venenosa. que velozmente le pico en la pierna. El granjero, que acudió a los gritos de su esposa, la llevo inmediatamente al hospital para que la curaran, pero de vuelta a casa aún tenía una fiebre alta.
El ratón, desde su agujero, observaba cómo el granjero cuidaba a su mujer. Y como todo el mundo sabe que para cuidar a alguien con fiebre, no hay nada mejor que una nutritiva sopa, vio como agarró un cuchillo de la cocina y fue a buscar a la gallina, que es el ingrediente principal para preparar una rica sopa.
Pero como la enfermedad de la mujer continuaba, la familia, los amigos y vecinos fueron a visitarla. El ratón vio como el granjero tuvo que matar al cordero para darle de comer a sus visitantes. Sin embargo y a pesar de todos los cuidados de su esposo, la mujer no mejoro y acabó muriendo. Entonces el pequeño ratón vio, desde su ratonera, como el granjero, para poder pagar los gastos del funeral, vendió la vaca a un hombre que se la llevó al matadero.
Cuando escuches que alguien tiene un problema y creas que ese problema no es tuyo o que no te afecta, y no le prestas atención… acuérdate de como acabaron la gallina, el cordero y la vaca y piénsalo dos veces, antes de darle la espalda.
Adaptación de un texto de Internet de autor anónimo.

 

EL ARBOL DE LAS PREOCUPACIONES.

 

Un rico comerciante contrató a un carpintero para restaurar una antigua casa colonial. Como el comerciante era de esas personas a las que les gusta tener todo bajo control y le preocupaba que el trabajo no quedase bien, decidió pasar un día en la casa, para ver cómo iban las obras.

 Al final de la jornada, se dio cuenta de queel carpintero había trabajado mucho, a pesar de que había sufrido varios contratiempos. Para completar el día de mala suerte, el coche también se negó a funcionar así que el empresario se ofreció para llevarle a casa.

 El carpintero no habló durante todo el trayecto, visiblemente enojado y preocupado por todos los contratiempos que había tenido a lo largo del día. Sin embargo, al llegar invitó al comerciante a conocer a su familia y a cenar, pero antes de abrir la puerta, se detuvo delante de un pequeño árbol y acarició sus ramas durante pocos minutos.

 Cuando abrió la puerta y entró en la casa, la transformación era radical: parecía un hombre feliz. La cena transcurrió entre risas y animada conversación. Al terminar la velada, el carpintero acompañó al comerciante al coche. Cuando pasaron por delante del árbol, este le preguntó:

 - ¿Qué tiene de especial ese árbol? Antes de entrar estabas enojado y preocupado y después de tocarlo eras otro hombre.

 - Ese es el árbol de los problemas – le respondió el carpintero. – Soy consciente de que no puedo evitar los contratiempos en el trabajo pero no tengo por qué llevarme las preocupaciones a casa.Cuando toco sus ramas, dejo ahí las preocupaciones y las recojo a la mañana siguiente, cuando regreso al trabajo. Lo interesante es que cada mañana encuentro menos motivos para preocuparme que los que dejé el día antes. 

 Esa noche, el rico comerciante aprendió una de las lecciones más valiosas de su vida.

   Reflexión:

Aprender a soltar las preocupaciones diarias puede parecer una habilidad difícil, pero con práctica puede conseguirse y convertirse en un  hábito que nos permitirá disfrutar mejor de nuestra vida.

 Las preocupaciones son como montar en una bicicleta estática: cansan pero no llevan a ninguna parte. Cargar con la mochila de preocupaciones durante todo el día genera estrés,angustia, ansiedad y gran malestar, creándose una bola cada vez más grande que fomenta la irritabilidad y la negatividad... además de impedirnos disfrutar del presente. 

 Pero lo bueno es que podemos practicar y fomentar habilidades que nos permitan "soltar lastre" diariamente. podemos crear nuestro propio "árbol de las preocupaciones": hacer deporte, practicar relajación, meditación,  ejercicios mentales, etc. 

 Plantemos nuestro arbol de las preocupaciones y recordemos abrazarlo cada día.

 

GUIA TELEFONICA

 

Buscar en federal
 

 

DEJA UN MENSAJE

 
 




LO MAS LEIDO DEL MES

 
Mas alla de la autoestima: La armonia interior.
"La simplicidad es esencial para una sociedad más justa y feliz".
¿Te estás amando lo suficiente?.
¿Cómo afectan las emociones a nuestro sistema inmune?.
 


Radio y Coaching Metamorfosis - © 2018 - Todos los derechos reservados


RadiosNet