Aprende a resolver los 7 tipos de conflicto más comunes
Canto a la Luz- La esencia de la Mujer!!

Hoy es domingo 8 de diciembre de 2019 y son las 02:06 hs. RADIO Y COACHING METAMORFOSIS DESDE ARGENTINA A TODO EL MUNDO.. La primera radio por internet dedicada al mundo del Coaching-Es el Mago que nos ayuda a transformar las Falencias existenciales en oportunidades!! Transformate con nosotros...COMUNICATE, TE ESPERAMOS.


  BIEN-ESTAR !!  11 de marzo de 2017
Baños de bosque, antídoto contra el estrés
El estrés se ha convertido en un enemigo silencioso que acecha en todas partes. Las grandes ciudades producen sobre todo eso: personas angustiadas. La propia vida urbana hace que a veces haya tensión por el simple hecho de transitar en una calle. El bombardeo de estímulos puede ser tan alto, que cualquiera termina estresado.

Nuestros sentidos también terminan afectados por el estrés. Por ejemplo, nos cuesta más distinguir los olores por la contaminación ambiental. Lo mismo sucede con los sonidos. En cualquier calle principal de una ciudad, los niveles de ruido son tan altos que tenemos que aumentar el volumen para hablar y poner más atención para escuchar.
“Sin bienestar la vida no es vida; solo es un estado de languidez y sufrimiento”.

-Francois Rabelais-

Lo mismo sucede con los otros sentidos. Cerramos los ojos o bajamos la mirada para no confundirnos. Peor aún: no disfrutamos lo que comemos pues el estar siempre apresurados nos lo impide. La hora del almuerzo, inclusive, para algunos es una pérdida de tiempo. Y en cuanto al tacto, ¿somos conscientes de que nos volvimos insensibles al palpar y explorar lo que hay alrededor?


Le damos un significado erróneo al término ocio. Mucha gente piensa que es no hacer nada. Por eso, cuando tenemos tiempo para nosotros, lo desperdiciamos al frente del televisor, de un vídeojuego o de la pantalla del ordenador. De esta manera, nos sumergimos en una realidad ajena a nosotros. Y sin darnos cuenta, nos volvemos prisioneros del estrés.

¿La naturaleza nos ayuda a combatir el estrés?

La respuesta a esta pregunta es, definitivamente: sí. Dentro de las recomendaciones de algunos médicos en la actualidad está la de buscar el contacto con la naturaleza. Recuerda tus paseos al campo. Seguramente has notado que una vez fuera de la ciudad todo cambia. El olor, los sonidos y el paisaje son diferentes. Los sentidos parecen despertar y percibimos lo que en el día a día pasamos por alto.

Pero más allá de volver al contacto con la naturaleza, existe una técnica muy valiosa dirigida a compartir el estrés: los baños de bosque. Esta técnica nació en Japón, un país que posee una de las economías más desarrolladas del mundo. Sin embargo, al mismo tiempo presenta altas tasas de suicidio entre adolescentes y enfermedades (incluida la muerte) en la población, causadas por el exceso de trabajo.

La técnica consiste en ir al reencuentro de la naturaleza, sea en un bosque o en el campo abierto. La idea es relajarnos, dejar de lado el caos en el que nos sumergimos a diario y, de esta manera, disminuir el nivel de estrés de manera que podamos manejarlo mejor. Piensa que caminar en un escenario natural implica establecer una ruptura con varios de los estímulos que nos generan angustia.

Beneficios de los baños de bosque

El beneficio más importante de los baños de bosque es el de conectarnos con el universo a través de la naturaleza y apartarnos del estrés. Los baños de bosque (cuya denominación en japonés es Shinrin Yoku) ofrecen otras posibilidades además de caminar. Puedes, si quieres, abrazar un árbol y experimentar los beneficios de intercambiar tus malas vibraciones por las que te devuelven las ramas y el tronco de ese árbol. O tomar una infusión con plantas aromáticas que contribuyan a tu relajación.

La naturaleza ayuda a que mires el mundo desde otra perspectiva. Cuando hay estrés es porque una parte de tu cerebro está sobrecargada. Los baños de bosque disminuyen la actividad cerebral relacionada con la toma de decisiones y resolución de problemas. En cambio, activan las áreas asociadas con las emociones, el placer y la creatividad.

Para que los baños de bosque logren reducir tu estrés es necesario que les dediques suficiente tiempo. Nada de ir con prisas. Recuerda que vas a aprovechar las bondades que te ofrece el contacto con la naturaleza. Bondades que solo es posible obtener si prestas atención a cada paso que das. Entre otras cosas, recuerda que la meditación también se puede hacer al caminar: es suficiente con que estés alerta y con tus sentidos bien despiertos.

Hacer un esfuerzo por llenarnos de buena energía no cuesta ni dinero, ni esfuerzo. Basta con abrir nuestra mente y nuestro corazón. Reconocer que somos parte del universo. Todos cumplimos una función, estamos interconectados y cada decisión que tomamos afecta al entorno. Si queremos tranquilidad, salud y crecimiento espiritual comencemos por entrar de nuevo en contacto con la naturaleza.

 
 


COMPARTIR:
Relacionadas: BIEN-ESTAR !!
Comentarios:
Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!
Escribir un comentario »








Clima en Federal

19.8°C

Nublado

 

LA RADIO EN VIVO

   

DOLAR

 
COMPRA
VENTA
57.94
62.94

 

Visitantes

 

contador de visitas

 

EL RATON DE LA GRANJA- Cuando pienses no es mi problema .. recuerda esto.

 

Un ratón, estaba tranquilamente mirando por un agujero en la pared, cuando vio a un granjero y a su esposa abriendo un paquete. En ese momento pensó, - ¿qué tipo de comida podía haber ahí -, pero quedó aterrorizado cuando descubrió que no era comida, sino una trampa para ratones.
Entonces fue corriendo al patio de la granja a advertir a todos: – ¡Hay una ratonera en la casa, una ratonera en la casa! -.
La gallina, que estaba cacareando y escarbando en busca de una brizna de hierba, levanto la cabeza y dijo: – Discúlpeme Sr. Ratón, yo entiendo que es un gran problema para usted, pero a mí no me perjudica en nada, ni me incomoda la trampa para ratones -. 
El ratón fue hasta entonces a buscar al cordero y le dijo: – Hay una ratonera en la casa, ¡ una ratonera !. - Discúlpeme Sr. Ratón-, le respondió el cordero, - pero no hay nada que yo pueda hacer, solamente pedir por usted. Quédese tranquilo que sera recordado en mis oraciones.
Asustado el pequeño ratón se dirigió entonces a la vaca que le respondió: – ¿Pero acaso estoy yo en peligro?… pienso que no -. Aquella noche el ratón volvió a la casa, preocupado, sólo y triste, para enfrentarse a la ratonera del granjero, pero al llegar oyó un gran barullo, como el de una ratonera atrapando a su víctima.
Al oír el ruido la mujer del granjero corrió para ver lo que había atrapado. En la oscuridad, no vio que la ratonera lo que había atrapado era la cola de una serpiente venenosa. que velozmente le pico en la pierna. El granjero, que acudió a los gritos de su esposa, la llevo inmediatamente al hospital para que la curaran, pero de vuelta a casa aún tenía una fiebre alta.
El ratón, desde su agujero, observaba cómo el granjero cuidaba a su mujer. Y como todo el mundo sabe que para cuidar a alguien con fiebre, no hay nada mejor que una nutritiva sopa, vio como agarró un cuchillo de la cocina y fue a buscar a la gallina, que es el ingrediente principal para preparar una rica sopa.
Pero como la enfermedad de la mujer continuaba, la familia, los amigos y vecinos fueron a visitarla. El ratón vio como el granjero tuvo que matar al cordero para darle de comer a sus visitantes. Sin embargo y a pesar de todos los cuidados de su esposo, la mujer no mejoro y acabó muriendo. Entonces el pequeño ratón vio, desde su ratonera, como el granjero, para poder pagar los gastos del funeral, vendió la vaca a un hombre que se la llevó al matadero.
Cuando escuches que alguien tiene un problema y creas que ese problema no es tuyo o que no te afecta, y no le prestas atención… acuérdate de como acabaron la gallina, el cordero y la vaca y piénsalo dos veces, antes de darle la espalda.
Adaptación de un texto de Internet de autor anónimo.

 

EL ARBOL DE LAS PREOCUPACIONES.

 

Un rico comerciante contrató a un carpintero para restaurar una antigua casa colonial. Como el comerciante era de esas personas a las que les gusta tener todo bajo control y le preocupaba que el trabajo no quedase bien, decidió pasar un día en la casa, para ver cómo iban las obras.

 Al final de la jornada, se dio cuenta de queel carpintero había trabajado mucho, a pesar de que había sufrido varios contratiempos. Para completar el día de mala suerte, el coche también se negó a funcionar así que el empresario se ofreció para llevarle a casa.

 El carpintero no habló durante todo el trayecto, visiblemente enojado y preocupado por todos los contratiempos que había tenido a lo largo del día. Sin embargo, al llegar invitó al comerciante a conocer a su familia y a cenar, pero antes de abrir la puerta, se detuvo delante de un pequeño árbol y acarició sus ramas durante pocos minutos.

 Cuando abrió la puerta y entró en la casa, la transformación era radical: parecía un hombre feliz. La cena transcurrió entre risas y animada conversación. Al terminar la velada, el carpintero acompañó al comerciante al coche. Cuando pasaron por delante del árbol, este le preguntó:

 - ¿Qué tiene de especial ese árbol? Antes de entrar estabas enojado y preocupado y después de tocarlo eras otro hombre.

 - Ese es el árbol de los problemas – le respondió el carpintero. – Soy consciente de que no puedo evitar los contratiempos en el trabajo pero no tengo por qué llevarme las preocupaciones a casa.Cuando toco sus ramas, dejo ahí las preocupaciones y las recojo a la mañana siguiente, cuando regreso al trabajo. Lo interesante es que cada mañana encuentro menos motivos para preocuparme que los que dejé el día antes. 

 Esa noche, el rico comerciante aprendió una de las lecciones más valiosas de su vida.

   Reflexión:

Aprender a soltar las preocupaciones diarias puede parecer una habilidad difícil, pero con práctica puede conseguirse y convertirse en un  hábito que nos permitirá disfrutar mejor de nuestra vida.

 Las preocupaciones son como montar en una bicicleta estática: cansan pero no llevan a ninguna parte. Cargar con la mochila de preocupaciones durante todo el día genera estrés,angustia, ansiedad y gran malestar, creándose una bola cada vez más grande que fomenta la irritabilidad y la negatividad... además de impedirnos disfrutar del presente. 

 Pero lo bueno es que podemos practicar y fomentar habilidades que nos permitan "soltar lastre" diariamente. podemos crear nuestro propio "árbol de las preocupaciones": hacer deporte, practicar relajación, meditación,  ejercicios mentales, etc. 

 Plantemos nuestro arbol de las preocupaciones y recordemos abrazarlo cada día.

 

GUIA TELEFONICA

 

Buscar en federal
 

 

aaaa

DEJA UN MENSAJE

 
 

LO MAS LEIDO DEL MES

 
 


Radio y Coaching Metamorfosis - © 2018 - Todos los derechos reservados


RadiosNet