El mejor trabajo del mundo-
La sinceridad como principio

Hoy es sabado 14 de diciembre de 2019 y son las 15:55 hs. RADIO Y COACHING METAMORFOSIS DESDE ARGENTINA A TODO EL MUNDO.. La primera radio por internet dedicada al mundo del Coaching-Es el Mago que nos ayuda a transformar las Falencias existenciales en oportunidades!! Transformate con nosotros...COMUNICATE, TE ESPERAMOS.


  COCINA NATURISTA  28 de abril de 2017
Cómo germinar lentejas (y otras semillas)
Para germinar lentejas y otras semillas, debes buscar primero semillas de calidad. Por ejemplo.

Cuando digo “de calidad” me refiero a que sean semillas de un productor garantizado. Esto es importante por varios motivos:

  • Te aseguras que en su producción no han sufrido contaminación por bacterias. Te parecerá una tontería, pero en los germinados este es un asunto especialmente sensible, porque es un alimento con mucha facilidad de contaminarse. Así que, si te aseguras de que las semillas no traen bacterias, mejor que mejor. Hay productores que te aseguran eso porque les obliga la normativa de la Unión Europea.
  • Te aseguras que el cultivo es biológico y que no es transgénico.

Luego, debes disponer de un tarro de cristal, con una abertura en la que has puesto una gasa, atada con una goma o con una tapa especial.

El primer día, debes poner a remojo las lentejas en el frasco. Ten cuidado porque crecen, así que no pongas más que una tercera parte del frasco a remojo. Toda la noche a remojo, y al día siguiente las lavas y escurres y pones el frasco invertido, con la gasa tapando la boca y asegurándote de que ha salido todo el agua, luego lo pones a escurrir invertido (con la boca hacia abajo) y lo tapas con un trapo para que no le llegue la luz. Así lo tienes durante tres o cuatro días, y lo remojas y escurres cada ocho horas, es decir tres veces al día. Al cabo de dos días empieza a germinar y aquí ya decides cuanto quieres que crezcan los germinados. Cuando hayas decidido que no quieres más, lo tapas con la tapa normal (lo cierras) y lo metes en la nevera, para empezar a consumir las lentejas germinadas.

Este momento es el más arriesgado para la contaminación. Debes mantener la temperatura por debajo de 4º C siempre. El germinado está húmedo y es un caldo de cultivo fácil para cualquier contaminación, así que cuando lo sirvas en el plato, introduce siempre cubiertos limpios, o échalo directamente del frasco, por volcado.

NO MEZCLES SEMILLAS

En muchas ocasiones te venden mezcla de semillas para germinar. No me parece buena idea, porque cada una de ellas tendrá unos tiempos distintos de germinación y puede que las otras se resientan (más humedad por ejemplo, cuando ya necesitan ir al frigorífico). Así que si quieres mezcla, hazlas germinar por separado y las mezclas en el plato. Es lo mejor.

A LO MEJOR PREFIERES BROTES EN VEZ DE GERMINADOS

Llegados al cuarto o quinto día, empiezan a verdear, es que se están convirtiendo en brotes tiernos. Es el momento de decidir si quieres que crezcan un poco más y que desarrollen hojitas verdes. En ese caso, deja de poner el trapo que cubre el frasco y acércalo a una zona con luz, nunca directa, pero sí con más luminosidad. Ojo: dos días más y a la nevera.

REGLAS IMPORTANTES A SEGUIR CON LOS GERMINADOS

  1. Nunca rompas la cadena del frío.
  2. Los germinados crecen mucho, así que siempre piensa en términos de “la mitad”. El crecimiento es exponencial.
  3. No toques  los germinados  con las manos o con cubiertos sucios.
  4. Lávate las manos antes de empezar a hacerlos y cuando los sirvas. Sé tremendamente cuidadoso con la higiene.
  5. Haz poca cantidad de germinados, es mejor que el frasco se agote pronto y mejor haces una nueva tanda.
  6. Si por el motivo que sea no consumes un frasco, mejor tíralo y empieza de nuevo el proceso.
  7. No mezcles semillas al germinar, haz la mezcla después.
  8. Usa semillas pequeñas, salen mejor y tienen menos piel. La piel al final fermenta y acidifica el preparado. Además puede coger hongos.

 

Saludos

Antonio



COMPARTIR:
Relacionadas: COCINA NATURISTA
Comentarios:
Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!
Escribir un comentario »








Clima en Federal

24.7°C

Tormenta eléctrica

 

LA RADIO EN VIVO

 

Estamos escuchando

LOS MEJORES CLASICOS. Con Lorena Guy

de 07.00 a 20.00

 

DOLAR

 
COMPRA
VENTA
58.07
63.07

 

Visitantes

 

contador de visitas

 

EL RATON DE LA GRANJA- Cuando pienses no es mi problema .. recuerda esto.

 

Un ratón, estaba tranquilamente mirando por un agujero en la pared, cuando vio a un granjero y a su esposa abriendo un paquete. En ese momento pensó, - ¿qué tipo de comida podía haber ahí -, pero quedó aterrorizado cuando descubrió que no era comida, sino una trampa para ratones.
Entonces fue corriendo al patio de la granja a advertir a todos: – ¡Hay una ratonera en la casa, una ratonera en la casa! -.
La gallina, que estaba cacareando y escarbando en busca de una brizna de hierba, levanto la cabeza y dijo: – Discúlpeme Sr. Ratón, yo entiendo que es un gran problema para usted, pero a mí no me perjudica en nada, ni me incomoda la trampa para ratones -. 
El ratón fue hasta entonces a buscar al cordero y le dijo: – Hay una ratonera en la casa, ¡ una ratonera !. - Discúlpeme Sr. Ratón-, le respondió el cordero, - pero no hay nada que yo pueda hacer, solamente pedir por usted. Quédese tranquilo que sera recordado en mis oraciones.
Asustado el pequeño ratón se dirigió entonces a la vaca que le respondió: – ¿Pero acaso estoy yo en peligro?… pienso que no -. Aquella noche el ratón volvió a la casa, preocupado, sólo y triste, para enfrentarse a la ratonera del granjero, pero al llegar oyó un gran barullo, como el de una ratonera atrapando a su víctima.
Al oír el ruido la mujer del granjero corrió para ver lo que había atrapado. En la oscuridad, no vio que la ratonera lo que había atrapado era la cola de una serpiente venenosa. que velozmente le pico en la pierna. El granjero, que acudió a los gritos de su esposa, la llevo inmediatamente al hospital para que la curaran, pero de vuelta a casa aún tenía una fiebre alta.
El ratón, desde su agujero, observaba cómo el granjero cuidaba a su mujer. Y como todo el mundo sabe que para cuidar a alguien con fiebre, no hay nada mejor que una nutritiva sopa, vio como agarró un cuchillo de la cocina y fue a buscar a la gallina, que es el ingrediente principal para preparar una rica sopa.
Pero como la enfermedad de la mujer continuaba, la familia, los amigos y vecinos fueron a visitarla. El ratón vio como el granjero tuvo que matar al cordero para darle de comer a sus visitantes. Sin embargo y a pesar de todos los cuidados de su esposo, la mujer no mejoro y acabó muriendo. Entonces el pequeño ratón vio, desde su ratonera, como el granjero, para poder pagar los gastos del funeral, vendió la vaca a un hombre que se la llevó al matadero.
Cuando escuches que alguien tiene un problema y creas que ese problema no es tuyo o que no te afecta, y no le prestas atención… acuérdate de como acabaron la gallina, el cordero y la vaca y piénsalo dos veces, antes de darle la espalda.
Adaptación de un texto de Internet de autor anónimo.

 

EL ARBOL DE LAS PREOCUPACIONES.

 

Un rico comerciante contrató a un carpintero para restaurar una antigua casa colonial. Como el comerciante era de esas personas a las que les gusta tener todo bajo control y le preocupaba que el trabajo no quedase bien, decidió pasar un día en la casa, para ver cómo iban las obras.

 Al final de la jornada, se dio cuenta de queel carpintero había trabajado mucho, a pesar de que había sufrido varios contratiempos. Para completar el día de mala suerte, el coche también se negó a funcionar así que el empresario se ofreció para llevarle a casa.

 El carpintero no habló durante todo el trayecto, visiblemente enojado y preocupado por todos los contratiempos que había tenido a lo largo del día. Sin embargo, al llegar invitó al comerciante a conocer a su familia y a cenar, pero antes de abrir la puerta, se detuvo delante de un pequeño árbol y acarició sus ramas durante pocos minutos.

 Cuando abrió la puerta y entró en la casa, la transformación era radical: parecía un hombre feliz. La cena transcurrió entre risas y animada conversación. Al terminar la velada, el carpintero acompañó al comerciante al coche. Cuando pasaron por delante del árbol, este le preguntó:

 - ¿Qué tiene de especial ese árbol? Antes de entrar estabas enojado y preocupado y después de tocarlo eras otro hombre.

 - Ese es el árbol de los problemas – le respondió el carpintero. – Soy consciente de que no puedo evitar los contratiempos en el trabajo pero no tengo por qué llevarme las preocupaciones a casa.Cuando toco sus ramas, dejo ahí las preocupaciones y las recojo a la mañana siguiente, cuando regreso al trabajo. Lo interesante es que cada mañana encuentro menos motivos para preocuparme que los que dejé el día antes. 

 Esa noche, el rico comerciante aprendió una de las lecciones más valiosas de su vida.

   Reflexión:

Aprender a soltar las preocupaciones diarias puede parecer una habilidad difícil, pero con práctica puede conseguirse y convertirse en un  hábito que nos permitirá disfrutar mejor de nuestra vida.

 Las preocupaciones son como montar en una bicicleta estática: cansan pero no llevan a ninguna parte. Cargar con la mochila de preocupaciones durante todo el día genera estrés,angustia, ansiedad y gran malestar, creándose una bola cada vez más grande que fomenta la irritabilidad y la negatividad... además de impedirnos disfrutar del presente. 

 Pero lo bueno es que podemos practicar y fomentar habilidades que nos permitan "soltar lastre" diariamente. podemos crear nuestro propio "árbol de las preocupaciones": hacer deporte, practicar relajación, meditación,  ejercicios mentales, etc. 

 Plantemos nuestro arbol de las preocupaciones y recordemos abrazarlo cada día.

 

GUIA TELEFONICA

 

Buscar en federal
 

 

aaaa

DEJA UN MENSAJE

 
 




LO MAS LEIDO DEL MES

 
 


Radio y Coaching Metamorfosis - © 2018 - Todos los derechos reservados


RadiosNet