Martes 18 de Mayo de 2021

Hoy es Martes 18 de Mayo de 2021 y son las 18:05 RADIO METAMORFOSIS DESDE ARGENTINA PARA EL MUNDO

SALUD

4 de mayo de 2021

Como los inyectados con la inyección COVID pueden afectar a los no vacunados By:cienciaysaludnatural.com

El Centner Academy, es una escuela privada en Miami, que ha sido noticia internacional por ordenar a sus empleados que aún no han recibido la inyección experimental COVID , que esperen hasta el final del año escolar, como medida de precaución para proteger la salud de su escuela. comunidad, teniendo en cuenta tanto los nuevos informes relacionados con que los vacunados pueden afectar negativamente la salud de los no vacunados, como que los datos de seguridad clínica y eficacia de las vacunas de ARNm no se completarán hasta el 2023.

Hasta ahora, los informes de los principales medios de comunicación se han centrado y criticado la siguiente declaración hecha por Leila Centner, cofundadora y directora ejecutiva de Centner Academy, a sus empleados (en un correo electrónico interno que luego se filtró a la prensa) como la más controvertida y controvertida:

“Decenas de miles de mujeres en todo el mundo han informado recientemente problemas reproductivos adversos simplemente por estar muy cerca de quienes han recibido cualquiera de las inyecciones K0B¡T, por ejemplo, menstruaciones irregulares, sangrado, abortos espontáneos, hemorragia posmenopáusica y amenorrea (pérdida completa de la menstruación).

“Nadie sabe exactamente qué puede estar causando estas irregularidades, pero parece que quienes han recibido las inyecciones pueden estar transmitiendo algo de sus cuerpos a aquellos con quienes entran en contacto. Hasta que no se sepa más, debemos pecar de cautelosos cuando se trata del bienestar de nuestros estudiantes y del equipo escolar “.

La comunicación privada de Leila Centner, ahora un asunto de escrutinio público mundial, incluso llegó a la secretaria de prensa de la Casa Blanca para comentar el 27 de abril, fue criticada por varios médicos alopáticos convencionales.

Cientos de otros informes de los principales medios de comunicación han intentado descartar las declaraciones de Leila Centner como una “fuente de información errónea, sin base científica”, creemos que tienen un mérito significativo y, al menos, vale la pena explorarlos. más.

Hecho # 1: Las personas enfermas tienen más probabilidades de comprometer la salud de los demás.

Mientras que los principales medios de comunicación y las autoridades sanitarias gubernamentales han estado impulsando dogmáticamente la narrativa inequívoca de que las inyecciones KOB¡T (todas) son “seguras y efectivas” a priori, es innegable que las inyecciones KOB¡T actualmente solo están aprobadas para su distribución a el público bajo una Autorización de Uso de Emergencia , hasta que se disponga de datos de ensayos de eficacia y seguridad clínica adecuados, y que no se estima que estén completos hasta abril de 2023 para la inyección experimental K0 B¡T de Pfizer.

Esto hace que las inyecciones KOB¡T, por definición, sean experimentales, como Leila Centner ha ofrecido como una explicación de su postura de precaución en cuanto a los efectos adversos no deseados que pueden tener para la salud y el bienestar de su personal escolar, profesores y niños. y comunidad más grande.

La experimentación médica humana, tal como la define el código de ética médica de Nuremberg (1947) , no solo debe ser voluntaria, sino que el participante debe estar completamente informado tanto de los riesgos como de los beneficios, para poder dar su pleno consentimiento legal. Además, si el experimentador médico tiene motivos para creer que una intervención puede causar daño, discapacidad o muerte, debe suspender el experimento de inmediato.

En el caso de los lanzamientos experimentales de las inyecciones KOB¡T, los datos del gobierno revelan que las inyecciones KOB¡T están teniendo efectos profundos y adversos para la salud en una subpoblación de receptores, como se documenta en el Sistema de notificación de eventos adversos de vacunas (VAERS), el Sistema del Reino Unido y el de Europa,  , que a partir de 28 de abril, VAERS solamente enumera un total de 85.926 informes de los inyectados que experimentaron efectos adversos, que van desde la muerte hasta cientos de otros síntomas y afecciones potencialmente mortales.

Además, se sabe que VAERS es muy ineficaz para capturar el verdadero alcance del número real de eventos adversos de la vacuna, debido a su metodología de vigilancia poscomercialización altamente pasiva. La investigación revisada por pares indica que la tasa de captura de informes es tan baja como el 1% para la púrpura trombocitopénica (trastorno hemorrágico relacionado con niveles bajos de plaquetas en la sangre) después de la vacuna MMR y los episodios de hiporrespuesta hipotónica (piel azulada; conciencia reducida) después de la vacuna DTP. En Argentina el Sistema de reportes de Eventos Adversos en línea (ESAVI) no funciona hace mas de un año.

La implicación es que la escala real de efectos adversos dentro de los vacunados, que incluyen la desregulación y supresión inmunológica, puede ser varios órdenes de magnitud más alta que la ya alarmante escala de eventos reportados a través de las cifras conservadoras ofrecidas por VAERS, que son casi universalmente ignoradas por los mismos medios que intentan desacreditar, difamar y dar ejemplo a la Academia Centner.

Dado que aquellos que experimentan una disfunción inmunológica como resultado de la vacunación tienen más probabilidades de manifestar la reactivación del virus, como un grupo de casos recientemente reportados de Herpes Zoster inducido por la vacuna , o también pueden experimentar un microbioma alterado que conduce al crecimiento excesivo de infecciones oportunistas. bacterias, hongos, virus, es decir, los llamados “patógenos”, los riesgos para la salud de quienes los rodean también pueden aumentar significativamente. Cabe señalar que este fenómeno de efectos adversos para la salud inducidos por la vacuna no se asocia únicamente con las inyecciones K0B¡T o de ARNm.

Greenmedinfo.com tiene una base de datos de más de 1300 estudios que indican más de 150 posibles efectos adversos para la salud de las vacunas que se encuentran actualmente en el calendario de vacunas de los CDC. Por lo tanto, cualquier vacuna podría, en teoría, debilitar o alterar el sistema inmunológico de un receptor de la vacuna, aumentando la probabilidad de que pueda transmitir infecciones o aspectos que provoquen enfermedades de su microbioma o contenido celular (mediado a través de vesículas extracelulares) a quienes lo rodean. que se explicará con mayor detalle en la sección # 3.

Hecho # 2: El diseño del estudio del ensayo clínico de la vacuna de ARNm de Pfizer advierte contra la proximidad (inhalación de aire compartida o contacto con la piel) entre los participantes de la inyección y los no vacunados como posibles vectores de daño

Titulado, ” Un estudio de fase 1/2/3 para evaluar la seguridad, tolerabilidad, inmunogenicidad y eficacia de las vacunas de ARN candidatas contra COVID-19 en individuos sanos “, el documento del protocolo del estudio de la vacuna de ARNm de Pfizer COVID-19 identifica explícitamente en la sección 8.3 .5. la necesidad de monitorear lo que llama “exposición durante el embarazo o la lactancia y exposición ocupacional”. Una preocupación que toman lo suficientemente en serio como para requerir que cualquier incidente sea reportado dentro de las 24 horas siguientes al sistema de seguridad de Pfizer

Hecho # 3: Existe un mecanismo molecular epigenético plausible en biología por el cual los vacunados pueden afectar el estado de salud de los no vacunados 

El tercer factor importante que respalda la identificación del daño potencial que los vacunados pueden tener en los no vacunados se refiere al descubrimiento de la llamada transferencia de información horizontal dentro de los sistemas biológicos mediados por vesículas extracelulares, que incluyen un fenómeno similar a un virus conocido como desprendimiento de microvesículas y / o exosoma. – transferencia de ácidos nucleicos mediada. Esto cae dentro de la categoría de la epigenética, que los apologistas y cómplices de la supuesta seguridad y eficacia de las vacunas de ARNm ignoran convenientemente para sostener su afirmación que fue desacreditada en 1970 con el descubrimiento de la enzima transcriptasa inversa.

La transcriptasa inversa es capaz de transcribir ARN en ADN, esencialmente destruyendo el dogma fundamental de la biología molecular, es decir, el flujo no direccional de información desde el núcleo celular al ARNm y a la proteína no se puede revertir. Este dogma todavía se utiliza medio siglo después para hacer la afirmación falsa de que el único riesgo para la salud que vale la pena discutir sobre una vacuna modificada genéticamente es la posibilidad de que pueda afectar la estructura o función de genes codificadores de proteínas nucleares.

Incluso hemos visto, a través del descubrimiento de exosomas, que la barrera de Weismann ha sido penetrada , y las células somáticas pueden comunicar información heredable a las células de la línea germinal en lo que equivale a tiempo real, esencialmente desvalidando los modelos de riesgo utilizados actualmente por los fabricantes de vacunas y los reguladores que no tienen en cuenta el poder de los procesos epigenéticos tienen que amplificar los efectos adversos no deseados de las tecnologías e intervenciones genéticamente modificadas.

Si bien las vacunas de ARNm se diseñan utilizando procesos modificados genéticamente que no dependen de sustratos de células vivas, lo que excluye los problemas convencionales de diseminación asociados con las vacunas de primera generación como la MMR (Sarampión, Paperas, Rubeola, SRP), es posible que, de hecho, contribuyan a la diseminación de microvesículas , lo que representa un impacto uniforme. Una amenaza mayor y más persistente que la diseminación de vacunas de células vivas en lo que respecta al impacto biológico persistente que los vacunados pueden tener sobre los no vacunados.

Las microvesículas, Exosomas

Las microvesículas , que varían en tamaño entre 0,1 y 1,0 μm, son un tipo de vesícula extracelular secretada por muchos tipos de células diferentes dentro del cuerpo, tanto en momentos de salud como de enfermedad, y se sabe que reflejan el contenido antigénico de la célula de origen. Tienen características asombrosamente similares a los virus . Por ejemplo, como el SARS-COV-2 , las microvesículas tienen una bicapa lipídica formada a partir de la gemación de las membranas de la célula huésped, y pueden incorporar y reproducir aspectos de la inmunogenicidad de una célula vacunada o infectada, como la inclusión de ARNm funcional, proteínas virales y otros ácidos nucleicos capaces de alterar profundamente la estructura y función de las células a las que se transmiten.

Por ejemplo, es teóricamente factible que las células del receptor de una vacuna que expresan la proteína de pico COVID-19 como resultado de la transfección con ARNm de una inyección K0 B¡T puedan secretar microvesículas que contienen componentes “ originalmente ajenos a la célula, como proteínas y ácidos nucleicos que se expresan transitoria o constitutivamente mediante un plásmido o un vector viral “. Estas microvesículas, como los virus y otras vesículas extracelulares conocidas como exosomas , pueden transmitirse a otros individuos (transmisión interindividual) a través de procesos fisiológicos tanto normales como enfermos.

Incluso se ha encontrado que los exosomas extracelulares transfieren ácidos nucleicos entre reinos (vegetal> animal, fúngico> bacteriano), afectando la expresión fenotípica de la especie diana. Por lo tanto, es plausible que las microvesículas puedan transmitir ARNm de un individuo recién vacunado a aquéllos que están muy cerca y, por lo tanto, podrían, de hecho, “arrojar” ARNm y biomoléculas relacionadas inducidas por el proceso de vacunación de ARNm a individuos no vacunados, induciendo síntomas similares. a las experimentadas por los vacunados.

De hecho, las microvesículas pueden tener un efecto profundo en el estado inmunológico de quienes las producen y están expuestas a ellas. Un estudio reciente concluyó que la investigación “sugiere fuertemente que las VM pueden funcionar como reguladores fuertes de los sistemas inmunes tanto innato como adaptativo”. Las microvesículas y los exosomas también se han investigado y desarrollado como candidatos a vacunas, lo que indica además que la comunidad científica ya los está considerando como vectores potenciales de inmunogenicidad y portadores de información biológica de tipo viral y moduladora de la enfermedad, si no también promotora de la enfermedad. .

Dado el mecanismo plausible a través del cual el cuerpo de un receptor de la inyección K0 B¡T produce el antígeno de la vacuna (p. Ej., Proteína de pico) y puede empaquetar y transmitir estos antígenos a través de microvesículas similares a virus (y quizás también exosomas) a otros, la declaración de Leila Centner “parece que quienes han recibido las inyecciones pueden estar transmitiendo algo de sus cuerpos a aquellos con quienes entran en contacto ”, tiene un mecanismo de acción plausible. Especialmente teniendo en cuenta el hecho antes mencionado de que el protocolo de estudio de Pfizer en sí mismo reconoce que un factor o mecanismo desconocido puede causar que los no vacunados se vean afectados negativamente por los vacunados.

De cualquier manera, la decisión de Leila Centner se tomó en el espíritu del principio de precaución, y su llamado a una mayor investigación e información sobre las vacunas antes de proceder con lo que equivale a una experimentación médica humana imprudente. El establecimiento médico y los posibles reguladores gubernamentales deberían levantar la bandera roja sobre las decenas de miles de efectos adversos que ya se han informado a la base de datos VAERS del gobierno de EE.UU. y la de otros paises.

Vivimos en una época en la que proteger a nuestros hijos de las intervenciones médicas coaccionadas y cada vez más obligatorias que conllevan el riesgo de muerte y discapacidad, es quizás la defensa más importante de nuestras vidas. Se necesita mucho coraje, convicción y amor para levantarse y tomar una decisión que sea en el mejor interés de su comunidad. La priorización del principio de precaución por parte de la Academia Centner y el llamado del Centro Leila para más investigación sobre el número alarmante de eventos adversos que los principales medios de comunicación ignoran o encubren activamente. Es hora de considerar la cooperación mutua.

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!