Bullying: a qué señales debés estar atento con tus hijos.
Las personas que van a diario por sitios naturales tienen mejor salud mental.

Hoy es jueves 22 de agosto de 2019 y son las 15:59 hs. RADIO Y COACHING METAMORFOSIS DESDE ARGENTINA A TODO EL MUNDO.. La primera radio por internet dedicada al mundo del Coaching-Es el Mago que nos ayuda a transformar las Falencias existenciales en oportunidades!! Transformate con nosotros...COMUNICATE, TE ESPERAMOS.


  SALUD  2 de noviembre de 2018
Depresión | Lo que nunca le debes decir a una persona con este mal que no tiene cura.
A continuación, las recomendaciones de un psiquiatra experto que además dice que "los libros de autoayuda no tienen ninguna utilidad"

La depresión es una enfermedad severa que no tiene cura, pero que con el tratamiento adecuado se logra controlar. Puede afectar a personas de cualquier edad, incluso a niños, pero tiene mayor incidencia en adultos de entre 18 y 25 años.

Factores genéticos y circunstancias de nuestro entorno, como traumas vividos en los primeros años de vida o la aparición de otros males, pueden alterar el funcionamiento de nuestras neuronas y predisponernos a la depresión.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la depresión afecta a más de 300 millones de personas en el mundo. Además, es la principal causa mundial de discapacidad y en el peor de los casos puede llevar al suicidio.

La depresión no solo se manifiesta a través de la tristeza, puede haber pacientes depresivos que no estén tristes, pero que experimenten otros síntomas como pérdida de interés o placer, sentimientos de culpa o falta de autoestima, trastornos del sueño o del apetito, sensación de cansancio, falta de concentración e, incluso, dolores físicos sin causa aparente, afirma para El Comercio el psiquiatra y farmacólogo colombiano Jorge Tamayo.

En cuanto al sentimiento de tristeza, para que este sea diagnosticado como depresión "debe ser profundo, persistente, que se presente casi todos los días y casi a todo momento durante dos o más semanas", indica el especialista.
En cuanto a los dolores físicos sin causa aparente, Tamayo señala que de acuerdo a estudios casi el 70% de los pacientes con depresión, presentan síntomas físicos no emocionales, usualmente del tipo doloroso. 

"Es el caso del paciente que llega a consulta quejándose porque le duele una pierna y cuando le hacen todos los exámenes no se observa ningún daño, ninguna alteración; sin embargo, el dolor está ahí y es real, solo que su ubicación no está a nivel periférico sino, por las alteraciones, a nivel cerebral. Ese sistema nervioso central no está sabiendo interpretar las señales que vienen del cuerpo", afirma.
¿Te imaginas entonces cuántas personas hay en el mundo que tienen depresión y aún no lo saben?

 

--- Factores de riesgo ---

Mucha gente confunde hechos como la pérdida de un ser querido como causa de depresión, pero estos suelen ser factores desencadenantes del mal.  

Por ejemplo, no toda persona que pierde a su madre entra en depresión. Tiene que haber una predisposición que puede ser genética o por experiencias traumáticas anteriores. En estos casos, la muerte de alguien cercano solo crea el ambiente propicio para que se de la enfermedad.

La depresión es un mal de alta recurrencialidad. Esto quiere decir que si una persona tiene un episodio depresivo, lo usual es que tenga un segundo y un tercer episodio poco después. Por eso, los especialistas recomiendan buscar ayuda lo antes posible.

"De tres episodios en adelante ya podemos decir que ese trastorno depresivo tiene un altísimo riesgo de volverse crónico, por lo que requiere de un tratamiento indefinido", precisa Tamayo.

"Lo que han mostrado los estudios es que a medida que el paciente tiene más episodios depresivos, cada vez se necesita menos de un factor desencadenante y la depresión puede aparecer incluso de manera espontánea", agrega.

Sin embargo, el especialista tampoco descarta que factores como el estrés de la vida moderna estén contribuyendo en el aumento de los casos de depresión en el mundo. 

En la década de los 50 en EE.UU., el riesgo de tener depresión en cualquier momento de la vida era del 5%. Hoy, dicho riesgo es de 19%, casi se ha cuadruplicado.

"Eso tiene que ir más allá de que haya más conciencia o de que se detecte mejor la enfermedad, tiene que ver con que hay factores ambientales que están haciendo que se presente en mayor medida la condición", considera el psiquiatra colombiano.

 

--- Lo que no debes decirle a una persona con depresión ---

Si piensas que frases como 'pon de tu parte', 'eres capaz de salir solo de esto', 'es solo una cuestión mental' o ¿cómo es posible que estés tirado en la cama si tienes todo en la vida?' pueden ayudar a un paciente con depresión, te equivocas. Estas, incluso, pueden ser perjudiciales. 

"Tratar de minimizar los riesgos de la depresión al darle a entender al paciente que todo depende de él, que debe poner de su parte o que se tiene que mentalizar para salir adelante, solo aumentan las ideas de culpa y minusvalía, y agravan el riesgo de la enfermedad", subraya Jorge Tamayo.

El especialista precisa que lo primero que hay mostrarle a los pacientes con depresión es empatía (capacidad de identificarse con alguien y compartir sus sentimientos). 

Según Tamayo, lo que realmente se le debe decir a una persona con depresión es: 'te veo mal', 'me parece que lo que estás teniendo ya va más allá de una simple tristeza', 'me pregunto si tienes depresión', 'por qué no buscamos ayuda', 'si quieres te acompaño y vamos donde un médico, un psicólogo o un psiquiatra para que nos ayude a aclarar esto e iniciar el tratamiento cuanto antes'.

 

--- "Los libros de autoayuda no tienen utilidad" ---

Jorge Tamayo, quien además de psiquiatra es investigador en varias universidades de Colombia, es enfático en señalar que "ningún libro de ayuda personal tiene utilidad terapéutica, empezando por Paulo Coelho y su sarta de tonterías".

"(Estos libros) no son escritos por eruditos en ningún tema de salud mental, son simplemente un entretenimiento y como eso, se pueden equiparar al horóscopo", precisa.

El paciente deprimido, señala Tamayo, tiene que buscar la ayuda del profesional idóneo y este sí "le puede indicar textos basados en evidencia científica que le puedan ayudar a manejar circunstancias de vida apropiadamente... Sin embargo, ni esos textos pueden ser recomendados como única intervención para los pacientes"

"De resto, todo lo otro es basura, literalmente. Solo son de autoayuda para quien los escribió y se está enriqueciendo a costa de los ingenuos", subraya.

 

--- Tratamiento ---

Según la OMS, hay tratamientos eficaces para la depresión moderada y grave. Los especialistas pueden ofrecer tratamientos psicológicos, como la activación conductual, la terapia cognitiva conductual y la psicoterapia interpersonal, o medicamentos antidepresivos.

"Los antidepresivos pueden ser eficaces en la depresión moderada a grave, pero no son el tratamiento de elección en los casos leves, y no se deben utilizar para tratar la depresión en niños ni como tratamiento de primera línea en adolescentes, en los que hay que utilizarlos con cautela", apunta el organismo internacional.

En tanto, Jorge Tamayo agrega hay otras intervenciones que no se pueden desconocer como invitar al paciente, cuando se sienta más recuperado, a iniciar actividad física o ejercicios suaves, pero frecuentes, o enseñarle hábitos de sueño, alimenticios o lúdicos, que les permitan disfrutar de ciertas cosas de la vida.

"A veces nos contentamos solo con dar medicamentos y psicoterapia, cuando el paciente también está pidiendo orientación de cómo retomar la vida que, obviamente, la enfermedad le estaba amputando", afirma. 

Si crees estar padeciendo de depresión, pide ayuda de inmediato.



COMPARTIR:
Relacionadas: Salud
Comentarios:
Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!
Escribir un comentario »








Clima en Federal

17°C

Soleado

 

LA RADIO EN VIVO

   

DOLAR

 
COMPRA
VENTA
52.32
57.32

 

Visitantes

 

contador de visitas

 

EL RATON DE LA GRANJA- Cuando pienses no es mi problema .. recuerda esto.

 

Un ratón, estaba tranquilamente mirando por un agujero en la pared, cuando vio a un granjero y a su esposa abriendo un paquete. En ese momento pensó, - ¿qué tipo de comida podía haber ahí -, pero quedó aterrorizado cuando descubrió que no era comida, sino una trampa para ratones.
Entonces fue corriendo al patio de la granja a advertir a todos: – ¡Hay una ratonera en la casa, una ratonera en la casa! -.
La gallina, que estaba cacareando y escarbando en busca de una brizna de hierba, levanto la cabeza y dijo: – Discúlpeme Sr. Ratón, yo entiendo que es un gran problema para usted, pero a mí no me perjudica en nada, ni me incomoda la trampa para ratones -. 
El ratón fue hasta entonces a buscar al cordero y le dijo: – Hay una ratonera en la casa, ¡ una ratonera !. - Discúlpeme Sr. Ratón-, le respondió el cordero, - pero no hay nada que yo pueda hacer, solamente pedir por usted. Quédese tranquilo que sera recordado en mis oraciones.
Asustado el pequeño ratón se dirigió entonces a la vaca que le respondió: – ¿Pero acaso estoy yo en peligro?… pienso que no -. Aquella noche el ratón volvió a la casa, preocupado, sólo y triste, para enfrentarse a la ratonera del granjero, pero al llegar oyó un gran barullo, como el de una ratonera atrapando a su víctima.
Al oír el ruido la mujer del granjero corrió para ver lo que había atrapado. En la oscuridad, no vio que la ratonera lo que había atrapado era la cola de una serpiente venenosa. que velozmente le pico en la pierna. El granjero, que acudió a los gritos de su esposa, la llevo inmediatamente al hospital para que la curaran, pero de vuelta a casa aún tenía una fiebre alta.
El ratón, desde su agujero, observaba cómo el granjero cuidaba a su mujer. Y como todo el mundo sabe que para cuidar a alguien con fiebre, no hay nada mejor que una nutritiva sopa, vio como agarró un cuchillo de la cocina y fue a buscar a la gallina, que es el ingrediente principal para preparar una rica sopa.
Pero como la enfermedad de la mujer continuaba, la familia, los amigos y vecinos fueron a visitarla. El ratón vio como el granjero tuvo que matar al cordero para darle de comer a sus visitantes. Sin embargo y a pesar de todos los cuidados de su esposo, la mujer no mejoro y acabó muriendo. Entonces el pequeño ratón vio, desde su ratonera, como el granjero, para poder pagar los gastos del funeral, vendió la vaca a un hombre que se la llevó al matadero.
Cuando escuches que alguien tiene un problema y creas que ese problema no es tuyo o que no te afecta, y no le prestas atención… acuérdate de como acabaron la gallina, el cordero y la vaca y piénsalo dos veces, antes de darle la espalda.
Adaptación de un texto de Internet de autor anónimo.

 

EL ARBOL DE LAS PREOCUPACIONES.

 

Un rico comerciante contrató a un carpintero para restaurar una antigua casa colonial. Como el comerciante era de esas personas a las que les gusta tener todo bajo control y le preocupaba que el trabajo no quedase bien, decidió pasar un día en la casa, para ver cómo iban las obras.

 Al final de la jornada, se dio cuenta de queel carpintero había trabajado mucho, a pesar de que había sufrido varios contratiempos. Para completar el día de mala suerte, el coche también se negó a funcionar así que el empresario se ofreció para llevarle a casa.

 El carpintero no habló durante todo el trayecto, visiblemente enojado y preocupado por todos los contratiempos que había tenido a lo largo del día. Sin embargo, al llegar invitó al comerciante a conocer a su familia y a cenar, pero antes de abrir la puerta, se detuvo delante de un pequeño árbol y acarició sus ramas durante pocos minutos.

 Cuando abrió la puerta y entró en la casa, la transformación era radical: parecía un hombre feliz. La cena transcurrió entre risas y animada conversación. Al terminar la velada, el carpintero acompañó al comerciante al coche. Cuando pasaron por delante del árbol, este le preguntó:

 - ¿Qué tiene de especial ese árbol? Antes de entrar estabas enojado y preocupado y después de tocarlo eras otro hombre.

 - Ese es el árbol de los problemas – le respondió el carpintero. – Soy consciente de que no puedo evitar los contratiempos en el trabajo pero no tengo por qué llevarme las preocupaciones a casa.Cuando toco sus ramas, dejo ahí las preocupaciones y las recojo a la mañana siguiente, cuando regreso al trabajo. Lo interesante es que cada mañana encuentro menos motivos para preocuparme que los que dejé el día antes. 

 Esa noche, el rico comerciante aprendió una de las lecciones más valiosas de su vida.

   Reflexión:

Aprender a soltar las preocupaciones diarias puede parecer una habilidad difícil, pero con práctica puede conseguirse y convertirse en un  hábito que nos permitirá disfrutar mejor de nuestra vida.

 Las preocupaciones son como montar en una bicicleta estática: cansan pero no llevan a ninguna parte. Cargar con la mochila de preocupaciones durante todo el día genera estrés,angustia, ansiedad y gran malestar, creándose una bola cada vez más grande que fomenta la irritabilidad y la negatividad... además de impedirnos disfrutar del presente. 

 Pero lo bueno es que podemos practicar y fomentar habilidades que nos permitan "soltar lastre" diariamente. podemos crear nuestro propio "árbol de las preocupaciones": hacer deporte, practicar relajación, meditación,  ejercicios mentales, etc. 

 Plantemos nuestro arbol de las preocupaciones y recordemos abrazarlo cada día.

 

GUIA TELEFONICA

 

Buscar en federal
 

 

DEJA UN MENSAJE

 
 




LO MAS LEIDO DEL MES

 
La glándula pineal: el enigma de nuestra mente
Engagement en redes sociales: cómo crear comunidad usando hashtags
Lo único senil de la demencia es el concepto.
9 síntomas físicos que esconden el maltrato psicológico.
Cómo reconocer a un chantajista emocional.
 


Radio y Coaching Metamorfosis - © 2018 - Todos los derechos reservados


RadiosNet