Las heridas emocionales de la infancia dejan secuelas en la vida adulta.
Depresión | Lo que nunca le debes decir a una persona con este mal que no tiene cura.

Hoy es domingo 18 de agosto de 2019 y son las 19:43 hs. RADIO Y COACHING METAMORFOSIS DESDE ARGENTINA A TODO EL MUNDO.. La primera radio por internet dedicada al mundo del Coaching-Es el Mago que nos ayuda a transformar las Falencias existenciales en oportunidades!! Transformate con nosotros...COMUNICATE, TE ESPERAMOS.


  ACTUALIDAD  2 de noviembre de 2018
Bullying: a qué señales debés estar atento con tus hijos.
Los niños necesitan padres alertas que sepan reconocer signos de alarma. Escribe Sandra Di Lucca, licenciada en Psicología (MN 65.511).

Es importante considerar que un niño o niña que sufre bullying tiene mucho miedo y suele no animarse a contar lo que le sucede por temor a lo que le pueda pasar. Como padres podemos estar atentos a conductas o comportamientos que pueden ser los indicadores de que algo no funciona bien.

Todo cambio repentino en la conducta de nuestros hijos/hijas debe ser considerado y averiguar cuál es su origen. Las señales las podemos ver en la escuela, la personalidad, la socialización, el rendimiento académico y en casa.

Cambios en las conductas del colegio

En el colegio, algunas conductas que nos pueden permitir presumir que algo está sucediendo son:

- Cuando el niño/niña expresa no querer ir al colegio y se muestra cansado o dice que le duele algo. Busca excusas para evitar su asistencia.

Cambia sus horarios de salida y espera que todos se hayan ido.

- Camina a casa sin hablar y con la cabeza agachada, sin contacto con el exterior.

- En casa no quiere hablar de nada de lo que pasó en el colegio y suele decir: “No me acuerdo”.

Cambios en la personalidad

A partir de aquí, también se observan cambios en su personalidad:

- Se comporta de manera diferente. Cada padre sabe cómo es habitualmente su hijo y debe observarlo.

- Si comienza a estar huidizo o extraño.

- Si se muestra triste y con cambios de humor inesperados.

- Si está nervioso o ansioso sin motivos reales.

Cambios de la socialización

Si su socialización se modifica

- En el recreo no juega y se sienta solo o no sale del aula.

- No sale de casa.

- No quiere ir a cumpleaños.

- Busca excusas para no asistir a las actividades deportivas, campamento o paseos.

Cambia su rendimiento académico

- Ya no le interesa hacer los deberes o estudiar.

- Disminuye paulatinamente su rendimiento escolar.

- Le cuesta mucho concentrarse.

- Algunas de sus pertenencias llegan rotas o les falta cada día un útil que no está en objetos perdidos.

Todos estos son indicadores de que algo le está sucediendo y es imprescindible unirlo a otros aspectos que se pueden ver en casa: le cuesta conciliar el sueño, tiene pesadillas y necesita más acompañamiento que el habitual o, según el niño, puede llegar a mojar la cama. Ante estos hechos es indispensable que los adultos padres, hermanos mayores, abuelos e incluso las niñeras, lo vean, se preocupen y comiencen a buscar las causas para encontrar una solución.

La tarea es ayudar al niño. Se deben involucrar con el colegio y el grupo de padres para que todos vean lo que está sucediendo y trabajen con el grupo. Los daños que se generan a nivel emocional en los niños con estos hechos que suceden hoy impactan en la vida de los adultos que serán.

Recomendaciones para prevenir el bullying

Hablá con tus hijos acerca de la tecnología, los cambios que implica. Contale cómo era en tu época, las diferencias de comportamiento que se manifiestan hoy.

Explicales la diferencia de impacto que existe entre lo que escriben y lo que dicen oralmente. Que decir algo a un amigo personalmente en una discusión y escribirlo en una red social o grupo son hechos distintos. Si bien ambos están mal, el primero es parte de las vicisitudes de la vida, todos nos enojamos y debemos aprender a pedir disculpas y a perdonar; pero lo escrito y publicado genera consecuencias mucho más dañinas y perjudiciales con mayor impacto para el agredido.

Conversá acerca de los peligros que tienen las redes sociales y que lo que escriben allí perdurará por mucho tiempo. Y que una vez que se comparte, ya no se puede detener la escalada de los hechos.

Compartí, según la edad, los distintos casos que suceden en las redes sobre abuso de niños o busquen y estén al tanto sobre los “desafíos”, hoy tan de moda, en los que los chicos participan. Una cosa es el desafío de la botella en donde practican para que caiga parada y otra muy distinta es el de sacarse la ropa en cámara o lastimarse y escribir qué sienten. La única manera de prevenir, cuidar y ayudar a sus hijos en el mundo de hoy es hablando e involucrándose. También allí, hay adultos que se pueden hacer pasar por pares de tus hijos para obligarlos a hacer cosas que no quieren y son inadecuadas.

Supervisá qué miran y leen en Internet. Activá los controladores parentales. Los niños para crecer saludablemente necesitan límites. Esta es una de las carencias del siglo XXI. Poner límites hace bien.



COMPARTIR:
Relacionadas: ACTUALIDAD
Comentarios:
Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!
Escribir un comentario »








Clima en Federal

12.5°C

Despejado

 

LA RADIO EN VIVO

   

DOLAR

 
COMPRA
VENTA
53.12
58.12

 

Visitantes

 

contador de visitas

 

EL RATON DE LA GRANJA- Cuando pienses no es mi problema .. recuerda esto.

 

Un ratón, estaba tranquilamente mirando por un agujero en la pared, cuando vio a un granjero y a su esposa abriendo un paquete. En ese momento pensó, - ¿qué tipo de comida podía haber ahí -, pero quedó aterrorizado cuando descubrió que no era comida, sino una trampa para ratones.
Entonces fue corriendo al patio de la granja a advertir a todos: – ¡Hay una ratonera en la casa, una ratonera en la casa! -.
La gallina, que estaba cacareando y escarbando en busca de una brizna de hierba, levanto la cabeza y dijo: – Discúlpeme Sr. Ratón, yo entiendo que es un gran problema para usted, pero a mí no me perjudica en nada, ni me incomoda la trampa para ratones -. 
El ratón fue hasta entonces a buscar al cordero y le dijo: – Hay una ratonera en la casa, ¡ una ratonera !. - Discúlpeme Sr. Ratón-, le respondió el cordero, - pero no hay nada que yo pueda hacer, solamente pedir por usted. Quédese tranquilo que sera recordado en mis oraciones.
Asustado el pequeño ratón se dirigió entonces a la vaca que le respondió: – ¿Pero acaso estoy yo en peligro?… pienso que no -. Aquella noche el ratón volvió a la casa, preocupado, sólo y triste, para enfrentarse a la ratonera del granjero, pero al llegar oyó un gran barullo, como el de una ratonera atrapando a su víctima.
Al oír el ruido la mujer del granjero corrió para ver lo que había atrapado. En la oscuridad, no vio que la ratonera lo que había atrapado era la cola de una serpiente venenosa. que velozmente le pico en la pierna. El granjero, que acudió a los gritos de su esposa, la llevo inmediatamente al hospital para que la curaran, pero de vuelta a casa aún tenía una fiebre alta.
El ratón, desde su agujero, observaba cómo el granjero cuidaba a su mujer. Y como todo el mundo sabe que para cuidar a alguien con fiebre, no hay nada mejor que una nutritiva sopa, vio como agarró un cuchillo de la cocina y fue a buscar a la gallina, que es el ingrediente principal para preparar una rica sopa.
Pero como la enfermedad de la mujer continuaba, la familia, los amigos y vecinos fueron a visitarla. El ratón vio como el granjero tuvo que matar al cordero para darle de comer a sus visitantes. Sin embargo y a pesar de todos los cuidados de su esposo, la mujer no mejoro y acabó muriendo. Entonces el pequeño ratón vio, desde su ratonera, como el granjero, para poder pagar los gastos del funeral, vendió la vaca a un hombre que se la llevó al matadero.
Cuando escuches que alguien tiene un problema y creas que ese problema no es tuyo o que no te afecta, y no le prestas atención… acuérdate de como acabaron la gallina, el cordero y la vaca y piénsalo dos veces, antes de darle la espalda.
Adaptación de un texto de Internet de autor anónimo.

 

EL ARBOL DE LAS PREOCUPACIONES.

 

Un rico comerciante contrató a un carpintero para restaurar una antigua casa colonial. Como el comerciante era de esas personas a las que les gusta tener todo bajo control y le preocupaba que el trabajo no quedase bien, decidió pasar un día en la casa, para ver cómo iban las obras.

 Al final de la jornada, se dio cuenta de queel carpintero había trabajado mucho, a pesar de que había sufrido varios contratiempos. Para completar el día de mala suerte, el coche también se negó a funcionar así que el empresario se ofreció para llevarle a casa.

 El carpintero no habló durante todo el trayecto, visiblemente enojado y preocupado por todos los contratiempos que había tenido a lo largo del día. Sin embargo, al llegar invitó al comerciante a conocer a su familia y a cenar, pero antes de abrir la puerta, se detuvo delante de un pequeño árbol y acarició sus ramas durante pocos minutos.

 Cuando abrió la puerta y entró en la casa, la transformación era radical: parecía un hombre feliz. La cena transcurrió entre risas y animada conversación. Al terminar la velada, el carpintero acompañó al comerciante al coche. Cuando pasaron por delante del árbol, este le preguntó:

 - ¿Qué tiene de especial ese árbol? Antes de entrar estabas enojado y preocupado y después de tocarlo eras otro hombre.

 - Ese es el árbol de los problemas – le respondió el carpintero. – Soy consciente de que no puedo evitar los contratiempos en el trabajo pero no tengo por qué llevarme las preocupaciones a casa.Cuando toco sus ramas, dejo ahí las preocupaciones y las recojo a la mañana siguiente, cuando regreso al trabajo. Lo interesante es que cada mañana encuentro menos motivos para preocuparme que los que dejé el día antes. 

 Esa noche, el rico comerciante aprendió una de las lecciones más valiosas de su vida.

   Reflexión:

Aprender a soltar las preocupaciones diarias puede parecer una habilidad difícil, pero con práctica puede conseguirse y convertirse en un  hábito que nos permitirá disfrutar mejor de nuestra vida.

 Las preocupaciones son como montar en una bicicleta estática: cansan pero no llevan a ninguna parte. Cargar con la mochila de preocupaciones durante todo el día genera estrés,angustia, ansiedad y gran malestar, creándose una bola cada vez más grande que fomenta la irritabilidad y la negatividad... además de impedirnos disfrutar del presente. 

 Pero lo bueno es que podemos practicar y fomentar habilidades que nos permitan "soltar lastre" diariamente. podemos crear nuestro propio "árbol de las preocupaciones": hacer deporte, practicar relajación, meditación,  ejercicios mentales, etc. 

 Plantemos nuestro arbol de las preocupaciones y recordemos abrazarlo cada día.

 

GUIA TELEFONICA

 

Buscar en federal
 

 

DEJA UN MENSAJE

 
 



LO MAS LEIDO DEL MES

 
La glándula pineal: el enigma de nuestra mente
Lo único senil de la demencia es el concepto.
Engagement en redes sociales: cómo crear comunidad usando hashtags
Consejos para sobrellevar la pérdida de un ser querido.
Piden que se implemente el etiquetado de advertencias de alimentos y bebidas en países de Latinoamérica.
 


Radio y Coaching Metamorfosis - © 2018 - Todos los derechos reservados


RadiosNet