Lesiones deportivas: una solución cuando los tratamientos tradicionales ya no dan resultado.
Especialista explica: ¿Por qué tengo un estómago nervioso?.

Hoy es jueves 5 de diciembre de 2019 y son las 18:41 hs. RADIO Y COACHING METAMORFOSIS DESDE ARGENTINA A TODO EL MUNDO.. La primera radio por internet dedicada al mundo del Coaching-Es el Mago que nos ayuda a transformar las Falencias existenciales en oportunidades!! Transformate con nosotros...COMUNICATE, TE ESPERAMOS.


  SALUD  12 de diciembre de 2018
Hepatitis C: los últimos avances en el tratamiento del virus que afecta a 71 millones de personas.
Hoy, el 95% de las personas infectadas, pueden curarse.El virus se transmite por la sangre, ya sea el uso de agujas no esterilizadas o vía sexual, entre otras cosas.

La hepatitis C, es una infección causada por el virus del mismo nombre (HCV). Este virus fue descubierto a fines de la década del 80 y según datos de la OMS (Organización Mundial de la Salud) se estima que en el mundo viven 71 millones de personas con infección crónica a causa de esta enfermedad. Entre ellos, un número considerable, desarrollará cirrosis o cáncer de hígado.

Cada año mueren unas 399.000 personas debido a la hepatitis C, sobre todo por cirrosis y carcinoma hepatocelular (HCC). Esto sucede porque la infección crónica por este virus generalmente no da síntomas y cuando aparecen las manifestaciones, la enfermedad ya se encuentra avanzada y con complicaciones severas.

¿Cómo se transmite?

El virus se transmite por la sangre, en pequeñas cantidades.

"Pero además, hoy se encuentran con más frecuencia, personas que han adquirido la hepatitis a través de prácticas de la salud en el pasado, debido a la reutilización o la esterilización inadecuada, especialmente de jeringas y agujas o, a través de transfusiones de sangre y productos sanguíneos sin analizar", dijo a Infobae  la Dra. Paula Rodriguez Iantorno, médica infectóloga.

En la actualidad, remarcó la experta, las técnicas de esterilización son absolutamente seguras si se realizan correctamente, al igual que las transfusiones reguladas a través de la Reglamentación de la Ley 11.725 Decreto 3716/97, donde se establecen las normas de seguridad de las actividades relacionadas con sangre humana, sus componentes y derivados.

En cuanto a los alimentos, el agua, el contacto ocasional -abrazos y besos-, o compartir la comida, bebida o espacios comunes con personas que tengan el virus C, no representan riesgo de transmisión.

Hepatitis: pasado y presente

Según detalló Rodriguez Iantorno, durante las últimas décadas, el único tratamiento para la hepatitis C, fue el Interferón (IFN) en combinación con Ribavirina (RBV), los cuales no tienen acción antiviral específica, además de que la tolerancia era muy dificultosa y con respuestas variable -solo se curaban el 40-50% de los casos-.

Pero, recientes avances han permitido desarrollar el virus, cultivándolo en tejidos celulares de modo de adquirir conocimiento acerca de su ciclo vital, la organización de sus genes y las proteínas de su estructura. Estos hechos fueron permitiendo la producción de fármacos con Acción Antiviral Directa (DAA).

Estos fármacos actúan directamente sobre el virus de la hepatitis C, en sitios estratégicos. La indicación de estos tratamientos y el seguimiento de cada caso debe ser hecha por especialistas y por un equipo interdisciplinario.

 

Esta enfermedad no siempre requiere tratamiento. Alrededor del 20% de las personas logran eliminar la infección a través de su respuesta inmune y en otros casos, aún con infección crónica no se llega a presentar daño hepático.

También, se indica el tratamiento con la intención de bajar la transmisión entre distintas personas o de madre a hijo -mujer en edad fértil- y en situaciones especiales como co-infección con HIV, personas en hemodiálisis y personal de salud, entre otros.

El tratamiento con un 95% de eficacia

 

El objetivo del tratamiento es la eliminación viral, de modo que el hígado, si presenta daño, pueda recuperarse progresivamente. El grado de recuperación hepática es variable y depende de la severidad del compromiso, de otros factores agresores -alcohol, otras enfermedades hepáticas asociadas- y del propio paciente.

El tratamiento del HCV en números

El alto costo de estos tratamientos fue un impedimento inicial para su uso masivo. Hoy el acceso al tratamiento del HCV está mejorando, gracias a los esfuerzos del sistema de salud y la población.

A nivel mundial, para el año 2015, solo el 20% de los pacientes contaban con diagnóstico. Es decir, 14 de 71 millones, de los cuales alcanzaron el tratamiento 1,1 millones

La Dra. Rodríguez Iantorno sostuvo que es clave para el manejo de las hepatitis virales tratar con equipos interdisciplinarios.

"En la actualidad más de 100 pacientes están curados y/o próximos a alcanzar la curación. Esto se logra gracias al  esfuerzo compartido entre la gestión institucional y el equipo de salud, así cumplir nuestro mayor propósito, el bienestar de los pacientes".

A pesar del ascenso de las estadísticas, todavía se necesita redoblar los esfuerzos para mejorar el diagnóstico de la población, de modo de colaborar para alcanzar la meta de la OMS de cobertura terapéutica del 80%.

¿Quiénes deben hacerse el test?

Se estima que aquellas personas nacidas entre 1945 y 1965 tienen mayores probabilidades de ser portadoras de HCV, y deberían realizarse el test una vez en la vida.

Los que recibieron una transfusión de sangre o hemoderivados previo a 1993.

Los que se inyectan drogas ilícitas o comparten agujas con alguien que tenga hepatitis C.

Los que utilicen drogas inhalatorias en la actualidad o en el pasado.

Los que hayan o estén sometidos a diálisis renal.

Los que tienen contacto frecuente con sangre en su trabajo, por ejemplo, un trabajador de la salud.

Los que tienen relaciones sexuales sin protección con una persona que padece de hepatitis C o parejas sexuales numerosas a lo largo de la vida.

Los que nacieron de una madre infectada con Hepatitis C

 

Cuando el tatuaje o la acupuntura con agujas no se desinfectó apropiadamente después de haber sido utilizado en otra persona -el riesgo es muy bajo con profesionales que tengan una licencia o permiso para hacer tatuajes o acupuntura.

Los que recibieron un trasplante de órganos de un donante con Hepatitis C

Los que comparten elementos de uso personal, como cepillos de dientes o máquinas de afeitar con alguien que tiene hepatitis C (menos común)

Es importante poder reconocer los factores de riesgo para efectuar el diagnostico, la curación de la Hepatitis C es posible

¿Cómo actuar en caso de tener hepatitis C?

"Ante el diagnostico de HCV se debe minimizar o reducir la progresión de enfermedad hepática y además prevenir la transmisión del virus a otras personas", dijo la experta.

Por esta razón, recomendó:

Abstinencia de alcohol y de sustancias potencialmente hepatotóxicas -algunos fármacos, hierbas, etc-.

Seguimiento por el equipo de salud a fin de evaluar otras condiciones que aceleren la fibrosis como la co-infección con Hepatitis B (HBV), HIV entre otras.

Vacunación para otras hepatitis prevenibles y diagnosticar y tratar tempranamente la hepatitis C, para poder prevenir el riesgo de cirrosis, HCC y trasplante hepático.

 



COMPARTIR:
Relacionadas: Salud
Comentarios:
Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!
Escribir un comentario »








Clima en Federal

24.2°C

Nublado

 

LA RADIO EN VIVO

   

DOLAR

 
COMPRA
VENTA
59.89
62.89

 

Visitantes

 

contador de visitas

 

EL RATON DE LA GRANJA- Cuando pienses no es mi problema .. recuerda esto.

 

Un ratón, estaba tranquilamente mirando por un agujero en la pared, cuando vio a un granjero y a su esposa abriendo un paquete. En ese momento pensó, - ¿qué tipo de comida podía haber ahí -, pero quedó aterrorizado cuando descubrió que no era comida, sino una trampa para ratones.
Entonces fue corriendo al patio de la granja a advertir a todos: – ¡Hay una ratonera en la casa, una ratonera en la casa! -.
La gallina, que estaba cacareando y escarbando en busca de una brizna de hierba, levanto la cabeza y dijo: – Discúlpeme Sr. Ratón, yo entiendo que es un gran problema para usted, pero a mí no me perjudica en nada, ni me incomoda la trampa para ratones -. 
El ratón fue hasta entonces a buscar al cordero y le dijo: – Hay una ratonera en la casa, ¡ una ratonera !. - Discúlpeme Sr. Ratón-, le respondió el cordero, - pero no hay nada que yo pueda hacer, solamente pedir por usted. Quédese tranquilo que sera recordado en mis oraciones.
Asustado el pequeño ratón se dirigió entonces a la vaca que le respondió: – ¿Pero acaso estoy yo en peligro?… pienso que no -. Aquella noche el ratón volvió a la casa, preocupado, sólo y triste, para enfrentarse a la ratonera del granjero, pero al llegar oyó un gran barullo, como el de una ratonera atrapando a su víctima.
Al oír el ruido la mujer del granjero corrió para ver lo que había atrapado. En la oscuridad, no vio que la ratonera lo que había atrapado era la cola de una serpiente venenosa. que velozmente le pico en la pierna. El granjero, que acudió a los gritos de su esposa, la llevo inmediatamente al hospital para que la curaran, pero de vuelta a casa aún tenía una fiebre alta.
El ratón, desde su agujero, observaba cómo el granjero cuidaba a su mujer. Y como todo el mundo sabe que para cuidar a alguien con fiebre, no hay nada mejor que una nutritiva sopa, vio como agarró un cuchillo de la cocina y fue a buscar a la gallina, que es el ingrediente principal para preparar una rica sopa.
Pero como la enfermedad de la mujer continuaba, la familia, los amigos y vecinos fueron a visitarla. El ratón vio como el granjero tuvo que matar al cordero para darle de comer a sus visitantes. Sin embargo y a pesar de todos los cuidados de su esposo, la mujer no mejoro y acabó muriendo. Entonces el pequeño ratón vio, desde su ratonera, como el granjero, para poder pagar los gastos del funeral, vendió la vaca a un hombre que se la llevó al matadero.
Cuando escuches que alguien tiene un problema y creas que ese problema no es tuyo o que no te afecta, y no le prestas atención… acuérdate de como acabaron la gallina, el cordero y la vaca y piénsalo dos veces, antes de darle la espalda.
Adaptación de un texto de Internet de autor anónimo.

 

EL ARBOL DE LAS PREOCUPACIONES.

 

Un rico comerciante contrató a un carpintero para restaurar una antigua casa colonial. Como el comerciante era de esas personas a las que les gusta tener todo bajo control y le preocupaba que el trabajo no quedase bien, decidió pasar un día en la casa, para ver cómo iban las obras.

 Al final de la jornada, se dio cuenta de queel carpintero había trabajado mucho, a pesar de que había sufrido varios contratiempos. Para completar el día de mala suerte, el coche también se negó a funcionar así que el empresario se ofreció para llevarle a casa.

 El carpintero no habló durante todo el trayecto, visiblemente enojado y preocupado por todos los contratiempos que había tenido a lo largo del día. Sin embargo, al llegar invitó al comerciante a conocer a su familia y a cenar, pero antes de abrir la puerta, se detuvo delante de un pequeño árbol y acarició sus ramas durante pocos minutos.

 Cuando abrió la puerta y entró en la casa, la transformación era radical: parecía un hombre feliz. La cena transcurrió entre risas y animada conversación. Al terminar la velada, el carpintero acompañó al comerciante al coche. Cuando pasaron por delante del árbol, este le preguntó:

 - ¿Qué tiene de especial ese árbol? Antes de entrar estabas enojado y preocupado y después de tocarlo eras otro hombre.

 - Ese es el árbol de los problemas – le respondió el carpintero. – Soy consciente de que no puedo evitar los contratiempos en el trabajo pero no tengo por qué llevarme las preocupaciones a casa.Cuando toco sus ramas, dejo ahí las preocupaciones y las recojo a la mañana siguiente, cuando regreso al trabajo. Lo interesante es que cada mañana encuentro menos motivos para preocuparme que los que dejé el día antes. 

 Esa noche, el rico comerciante aprendió una de las lecciones más valiosas de su vida.

   Reflexión:

Aprender a soltar las preocupaciones diarias puede parecer una habilidad difícil, pero con práctica puede conseguirse y convertirse en un  hábito que nos permitirá disfrutar mejor de nuestra vida.

 Las preocupaciones son como montar en una bicicleta estática: cansan pero no llevan a ninguna parte. Cargar con la mochila de preocupaciones durante todo el día genera estrés,angustia, ansiedad y gran malestar, creándose una bola cada vez más grande que fomenta la irritabilidad y la negatividad... además de impedirnos disfrutar del presente. 

 Pero lo bueno es que podemos practicar y fomentar habilidades que nos permitan "soltar lastre" diariamente. podemos crear nuestro propio "árbol de las preocupaciones": hacer deporte, practicar relajación, meditación,  ejercicios mentales, etc. 

 Plantemos nuestro arbol de las preocupaciones y recordemos abrazarlo cada día.

 

GUIA TELEFONICA

 

Buscar en federal
 

 

aaaa

DEJA UN MENSAJE

 
 



LO MAS LEIDO DEL MES

 
 


Radio y Coaching Metamorfosis - © 2018 - Todos los derechos reservados


RadiosNet