Pautas de actividad física en los adultos.
Mitos y verdades sobre la importancia de desayunar todos los días.

Hoy es lunes 14 de octubre de 2019 y son las 11:23 hs. RADIO Y COACHING METAMORFOSIS DESDE ARGENTINA A TODO EL MUNDO.. La primera radio por internet dedicada al mundo del Coaching-Es el Mago que nos ayuda a transformar las Falencias existenciales en oportunidades!! Transformate con nosotros...COMUNICATE, TE ESPERAMOS.


  SALUD  14 de julio de 2019
Salir a caminar: 8 razones para hacerlo.
Pese a sus muchos beneficios, la era del gimnasio ha hecho que salir a caminar pase a un segundo plano. Aquí te cuento algunas razones para hacerlo.

¿Crees que para mantener un estilo de vida activo hay que ir al gimnasio? Salir a caminar a diario es muy beneficioso y aquí te cuento ocho razones para hacerlo.

En España, pese al maravilloso clima que tenemos, cada vez son menos las personas que deciden realizar su actividad física al aire libre. Actualmente, eso de salir a caminar a diario ha pasado a un segundo plano. Sin embargo, existen muy buenas razones para hacerlo.

¿Y si te digo que no necesitas apuntarte a un gimnasio? Salir a caminar a diario es tanto o más beneficioso y en este artículo te cuento las razones para hacerlo.

Salir a caminar ayuda a reducir la grasa corporal

Caminar constituye una actividad física ideal para quemar grasa corporal. Esto se debe a que permite mantener una frecuencia cardíaca (FC) entorno al 65% de la FC máxima (220-edad en hombres y 226-edad en mujeres).

De este modo, queda garantizado el uso de la grasa corporal como combustible energético principal. Además, a diferencia de otras actividades cardiovasculares, preserva la masa muscular.

Aumenta la liberación de serotonina

La serotonina es un neurotransmisor fundamental para la regulación de la conducta social, las emociones, el estado de ánimo y algunas funciones fisiológicas como el sueño, la alimentación y la contracción muscular. Su déficit está relacionado con algunos trastornos mentales como la depresión y los trastornos de la conducta alimentaria.

La exposición a la luz solar y la práctica de actividad física aumentan la producción de serotonina. Esto supone un mejor estado de ánimo y un menor riesgo de depresión y deterioro cognitivo. Entonces, ¿Qué mejor que salir a caminar?

Favorece la síntesis de vitamina D

La vitamina D es imprescindible para mantener una buena salud ósea, inmunitaria y cerebral. Nuestra principal fuente de vitamina D es la piel que, en contacto con los rayos del sol, transforma el 7-dehidrocolesterol en vitamina D3.

Así, la exposición a la luz solar resulta fundamental y, para ello, caminar al aire libre es perfecto. Lo ideal sería exponer el 10% de nuestro cuerpo al sol, cada día, durante 30 minutos y sin protección solar. Por favor, es muy importante que únicamente te expongas al sol sin protección durante el periodo de tiempo mencionado.

Salir a caminar reduce la tensión arterial

Caminar entra dentro del grupo de actividades aeróbicas y es una práctica ideal para mantener la tensión arterial (TA) dentro de un rango saludable. Un estudio elaborado por Álvarez et al. (2013) encontró una reducción significativa de la TA en niños, adolescentes y adultos, después de una sesión aeróbica de 60 minutos.

La Fundación Española del Corazón la sitúa como una de las actividades más aptas para el control de la TA. Para ello, la Organización Mundial de la Salud recomienda un mínimo semanal de 150 minutos en sesiones no inferiores a 10 minutos.

Ayuda a mantener la glucemia estable

Caminar ayuda a mantener estables los niveles de glucosa en sangre. Esto se debe a un aumento del gasto energético y de la sensibilidad a la insulina durante las 24-48h siguientes a la sesión de actividad física. Así, se hace especialmente interesante en la prevención y control de la diabetes mellitus tipo 2.

Mejora la salud del corazón y los vasos sanguíneos

La actividad física moderada, como caminar, mejora la capacidad de contracción del corazón. Esto hace que su trabajo sea más eficiente y, por tanto, que dure más tiempo en perfecto estado.

Además, por su efecto vasodilatador, salir a caminar favorece la circulación sanguínea, reduce el riesgo de colapso circulatorio y, por tanto, disminuye el riesgo de sufrir un infarto de miocardio o un accidente cerebrovascular (ictus).

Salir a caminar ayuda a disminuir el colesterol y los triglicéridos

Salir a caminar contribuye a reducir los niveles de colesterol y triglicéridos, y aumenta la proporción de proteína HDL sobre la LDL. 

Además, por su efecto sobre la pérdida de peso, mejora la acción de los fármacos destinados a reducir el exceso de colesterol. Todo ello, reduce el riesgo de sufrir enfermedades de tipo isquémico como las mencionadas en el punto anterior.

Mejora la adherencia a la actividad física

Salir a caminar es gratis, no requiere una condición física extremadamente buena, se puede realizar en cualquier lugar y está libre de horarios. Todo ello favorece tu compromiso con la actividad física. Además, hace que puedas realizarlo con cualquiera y esto aumenta todavía más la adherencia.

Como ves, mantener un estilo de vida activo está al alcance de todos/as y supone numerosos beneficios. Y ahora que lo sabes, ¿A qué estás esperando?



COMPARTIR:
Relacionadas: Salud
Comentarios:
Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!
Escribir un comentario »








Clima en Federal

8.8°C

Lluvia

 

LA RADIO EN VIVO

   

DOLAR

 
COMPRA
VENTA
56.31
60.31

 

Visitantes

 

contador de visitas

 

EL RATON DE LA GRANJA- Cuando pienses no es mi problema .. recuerda esto.

 

Un ratón, estaba tranquilamente mirando por un agujero en la pared, cuando vio a un granjero y a su esposa abriendo un paquete. En ese momento pensó, - ¿qué tipo de comida podía haber ahí -, pero quedó aterrorizado cuando descubrió que no era comida, sino una trampa para ratones.
Entonces fue corriendo al patio de la granja a advertir a todos: – ¡Hay una ratonera en la casa, una ratonera en la casa! -.
La gallina, que estaba cacareando y escarbando en busca de una brizna de hierba, levanto la cabeza y dijo: – Discúlpeme Sr. Ratón, yo entiendo que es un gran problema para usted, pero a mí no me perjudica en nada, ni me incomoda la trampa para ratones -. 
El ratón fue hasta entonces a buscar al cordero y le dijo: – Hay una ratonera en la casa, ¡ una ratonera !. - Discúlpeme Sr. Ratón-, le respondió el cordero, - pero no hay nada que yo pueda hacer, solamente pedir por usted. Quédese tranquilo que sera recordado en mis oraciones.
Asustado el pequeño ratón se dirigió entonces a la vaca que le respondió: – ¿Pero acaso estoy yo en peligro?… pienso que no -. Aquella noche el ratón volvió a la casa, preocupado, sólo y triste, para enfrentarse a la ratonera del granjero, pero al llegar oyó un gran barullo, como el de una ratonera atrapando a su víctima.
Al oír el ruido la mujer del granjero corrió para ver lo que había atrapado. En la oscuridad, no vio que la ratonera lo que había atrapado era la cola de una serpiente venenosa. que velozmente le pico en la pierna. El granjero, que acudió a los gritos de su esposa, la llevo inmediatamente al hospital para que la curaran, pero de vuelta a casa aún tenía una fiebre alta.
El ratón, desde su agujero, observaba cómo el granjero cuidaba a su mujer. Y como todo el mundo sabe que para cuidar a alguien con fiebre, no hay nada mejor que una nutritiva sopa, vio como agarró un cuchillo de la cocina y fue a buscar a la gallina, que es el ingrediente principal para preparar una rica sopa.
Pero como la enfermedad de la mujer continuaba, la familia, los amigos y vecinos fueron a visitarla. El ratón vio como el granjero tuvo que matar al cordero para darle de comer a sus visitantes. Sin embargo y a pesar de todos los cuidados de su esposo, la mujer no mejoro y acabó muriendo. Entonces el pequeño ratón vio, desde su ratonera, como el granjero, para poder pagar los gastos del funeral, vendió la vaca a un hombre que se la llevó al matadero.
Cuando escuches que alguien tiene un problema y creas que ese problema no es tuyo o que no te afecta, y no le prestas atención… acuérdate de como acabaron la gallina, el cordero y la vaca y piénsalo dos veces, antes de darle la espalda.
Adaptación de un texto de Internet de autor anónimo.

 

EL ARBOL DE LAS PREOCUPACIONES.

 

Un rico comerciante contrató a un carpintero para restaurar una antigua casa colonial. Como el comerciante era de esas personas a las que les gusta tener todo bajo control y le preocupaba que el trabajo no quedase bien, decidió pasar un día en la casa, para ver cómo iban las obras.

 Al final de la jornada, se dio cuenta de queel carpintero había trabajado mucho, a pesar de que había sufrido varios contratiempos. Para completar el día de mala suerte, el coche también se negó a funcionar así que el empresario se ofreció para llevarle a casa.

 El carpintero no habló durante todo el trayecto, visiblemente enojado y preocupado por todos los contratiempos que había tenido a lo largo del día. Sin embargo, al llegar invitó al comerciante a conocer a su familia y a cenar, pero antes de abrir la puerta, se detuvo delante de un pequeño árbol y acarició sus ramas durante pocos minutos.

 Cuando abrió la puerta y entró en la casa, la transformación era radical: parecía un hombre feliz. La cena transcurrió entre risas y animada conversación. Al terminar la velada, el carpintero acompañó al comerciante al coche. Cuando pasaron por delante del árbol, este le preguntó:

 - ¿Qué tiene de especial ese árbol? Antes de entrar estabas enojado y preocupado y después de tocarlo eras otro hombre.

 - Ese es el árbol de los problemas – le respondió el carpintero. – Soy consciente de que no puedo evitar los contratiempos en el trabajo pero no tengo por qué llevarme las preocupaciones a casa.Cuando toco sus ramas, dejo ahí las preocupaciones y las recojo a la mañana siguiente, cuando regreso al trabajo. Lo interesante es que cada mañana encuentro menos motivos para preocuparme que los que dejé el día antes. 

 Esa noche, el rico comerciante aprendió una de las lecciones más valiosas de su vida.

   Reflexión:

Aprender a soltar las preocupaciones diarias puede parecer una habilidad difícil, pero con práctica puede conseguirse y convertirse en un  hábito que nos permitirá disfrutar mejor de nuestra vida.

 Las preocupaciones son como montar en una bicicleta estática: cansan pero no llevan a ninguna parte. Cargar con la mochila de preocupaciones durante todo el día genera estrés,angustia, ansiedad y gran malestar, creándose una bola cada vez más grande que fomenta la irritabilidad y la negatividad... además de impedirnos disfrutar del presente. 

 Pero lo bueno es que podemos practicar y fomentar habilidades que nos permitan "soltar lastre" diariamente. podemos crear nuestro propio "árbol de las preocupaciones": hacer deporte, practicar relajación, meditación,  ejercicios mentales, etc. 

 Plantemos nuestro arbol de las preocupaciones y recordemos abrazarlo cada día.

 

GUIA TELEFONICA

 

Buscar en federal
 

 

DEJA UN MENSAJE

 
 




LO MAS LEIDO DEL MES

 
Mas alla de la autoestima: La armonia interior.
"La simplicidad es esencial para una sociedad más justa y feliz".
¿Te estás amando lo suficiente?.
¿Cómo afectan las emociones a nuestro sistema inmune?.
 


Radio y Coaching Metamorfosis - © 2018 - Todos los derechos reservados


RadiosNet