7 consejos para frenar la caída del pelo.
La importancia de la calidad del agua.

Hoy es domingo 8 de diciembre de 2019 y son las 02:04 hs. RADIO Y COACHING METAMORFOSIS DESDE ARGENTINA A TODO EL MUNDO.. La primera radio por internet dedicada al mundo del Coaching-Es el Mago que nos ayuda a transformar las Falencias existenciales en oportunidades!! Transformate con nosotros...COMUNICATE, TE ESPERAMOS.


  ACTUALIDAD  8 de agosto de 2019
Barreras verdes contra el ruido.
Las cubiertas vegetales pueden reducir a la mitad la contaminación acústica en las carreteras al absorber el sonido en lugar de desviarlo.

Las plantas no sólo nos permiten disfrutar de un aire más limpio al transformar el dióxido de carbono en oxígeno. Además, tienen la capacidad de absorber los sonidos. Funcionan como auténticos aislantes acústicos, hasta el punto de que, dispuestas en los márgenes de las carreteras, pueden llegar a reducir hasta un 50% el ruido generado por el tráfico.

Esta es la conclusión a la que ha llegado un grupo de expertos del departamento de Agronomía de la Universidad de Almería, quienes, en colaboración con el departamento de Ingeniería Técnica de la Universidad del País Vasco y la Universidad Politécnica de Cataluña, han analizado por primera vez la influencia de la vegetación en la mejora del nivel de ruido en las vías de circulación.

“Las ventajas acústicas de la jardinería vertical ya se habían demostrado en los edificios. También existen trabajos sobre reducción de ruido en las carreteras, pero hasta ahora ninguno tenía en cuenta el componente vegetal”, afirma el investigador principal de este proyecto, Miguel Urrestarazu, de la universidad almeriense.

En el estudio se han comparado los resultados de las cubiertas verdes con los de los habituales materiales de construcción de los paneles que suelen instalarse en las autovías para amortiguar el ruido, normalmente de hormigón, cemento o vidrio.

Se utilizan especies autóctonas, con menores necesidades de mantenimiento

El trabajo publicado en la revista Applied Acoustics, muestra cómo los muros forrados de vegetación consiguen rebajar el sonido emitido por los vehículos al pasar hasta un 50%, mientras su capacidad de absorción del ruido alcanza el 20%.

Para probar la eficacia de las barreras verdes en el campo de la ingeniería civil, los investigadores construyeron un prototipo de pared vegetada de 2,5 por 2,5 metros, similar a la que se colocaría sobre un muro convencional de los que se encuentran en las márgenes de las autovías.

La cubierta vegetal, anclada en el muro, estaba formada por distintos módulos con unidades de cultivo hidropónico, cajas de plástico transportables en las que la planta crece sin necesidad de suelo y con los nutrientes incorporados al agua de riego.

A continuación, los científicos reprodujeron y analizaron los niveles de ruido que se dan en las carreteras con la ayuda de micrófonos, amplificadores, fuentes de sonido y sonómetros y comprobaron cómo, a diferencia de lo que sucede con los muros de cristal o cemento, las barreras verdes no reflejan el sonido.

“La reflexión funciona como un espejo en el que rebota el sonido y se desvía hacia otro lado”, señala el profesor Urrestarazu. En el caso de las paredes vegetales, este efecto no se produce porque las plantas absorben parte del ruido, concretamente un 20% del que se emite en una vía rápida de circulación. Esto supone la ventaja añadida de evitar que el sonido desviado perjudique a otros entornos, como edificios cercanos”.

Infraestructuras más eficientes

“Al ubicar una pared verde junto a las carreteras se deben tener en cuenta factores como la selección de plantas, la eficiencia en la absorción de CO2 o el consumo mínimo posible de agua. Todo debe tender a contribuir al equilibrio entre eficiencia y mínimo mantenimiento”, añade el investigador.

Por ello, los expertos han desarrollado un sistema pensado para aprovechar al máximo el agua de lluvia. “La idea es que el agua sobrante de los módulos de cultivo situados en la parte superior del muro caiga sobre la superficie recolectora de los que se encuentran más abajo”, explica Urrestarazu.

En cuanto a los materiales, tanto el plástico con el que se fabrican los módulos como los sustratos para el cultivo son reciclados y reciclables. Las plantas son de especies autóctonas, adaptadas a las condiciones climáticas de cada zona y, en consecuencia, más resistentes y con menores necesidades de soporte exterior.

Sin embargo, el principal inconveniente de las fachadas vegetales para las carreteras es su elevado coste, hasta el punto de que hoy por hoy resulta inviable la idea de forrar con plantas un muro completo a lo largo de una autovía, según reconocen los investigadores.

La principal traba de la jardinería vertical para las vías de circulación es su elevado coste

Por esta razón, se piensa más bien en colocarlos en lugares muy específicos, como los accesos a parques naturales o espacios protegidos, donde ejercerían también un papel estético. Precisamente, dotar a estos muros del mismo valor ornamental y decorativo que ya tienen las cubiertas verdes de ciudades o edificios es otro de los aspectos en los que ya trabajan los expertos.

Precisamente, el Comité de las Regiones de la Unión Europea convocó recientemente en Bruselas (Bélgica) un encuentro para avanzar hacia la construcción de carreteras más sostenibles en el continente.

Entre los proyectos presentados en la conferencia Promoting Sustainable Infraestructure in EU Regions (Promoviendo Infraestructuras Sostenibles en las Regiones de la UE) destacan las barreras de seguridad vial New Jersey, compuestas al 10% por neumáticos usados y otros plásticos reciclados. Cofinanciadas por el programa Life+, estas barreras, serán instaladas en un tramo de 400 metros de la M-111, una nueva vía de 24 kilómetros de la periferia de Madrid.

Otras de las soluciones más sostenibles que se dieron a conocer en el encuentro fueron la introducción de pavimentos e infraestructuras más eficientes con elementos que se adapten a los posibles efectos del cambio climático y el sistema Electric Mobility, una red de puntos de recarga para los vehículos eléctricos que interconectaría varios países europeos.



COMPARTIR:
Relacionadas: ACTUALIDAD
Comentarios:
Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!
Escribir un comentario »








Clima en Federal

19.8°C

Nublado

 

LA RADIO EN VIVO

   

DOLAR

 
COMPRA
VENTA
57.94
62.94

 

Visitantes

 

contador de visitas

 

EL RATON DE LA GRANJA- Cuando pienses no es mi problema .. recuerda esto.

 

Un ratón, estaba tranquilamente mirando por un agujero en la pared, cuando vio a un granjero y a su esposa abriendo un paquete. En ese momento pensó, - ¿qué tipo de comida podía haber ahí -, pero quedó aterrorizado cuando descubrió que no era comida, sino una trampa para ratones.
Entonces fue corriendo al patio de la granja a advertir a todos: – ¡Hay una ratonera en la casa, una ratonera en la casa! -.
La gallina, que estaba cacareando y escarbando en busca de una brizna de hierba, levanto la cabeza y dijo: – Discúlpeme Sr. Ratón, yo entiendo que es un gran problema para usted, pero a mí no me perjudica en nada, ni me incomoda la trampa para ratones -. 
El ratón fue hasta entonces a buscar al cordero y le dijo: – Hay una ratonera en la casa, ¡ una ratonera !. - Discúlpeme Sr. Ratón-, le respondió el cordero, - pero no hay nada que yo pueda hacer, solamente pedir por usted. Quédese tranquilo que sera recordado en mis oraciones.
Asustado el pequeño ratón se dirigió entonces a la vaca que le respondió: – ¿Pero acaso estoy yo en peligro?… pienso que no -. Aquella noche el ratón volvió a la casa, preocupado, sólo y triste, para enfrentarse a la ratonera del granjero, pero al llegar oyó un gran barullo, como el de una ratonera atrapando a su víctima.
Al oír el ruido la mujer del granjero corrió para ver lo que había atrapado. En la oscuridad, no vio que la ratonera lo que había atrapado era la cola de una serpiente venenosa. que velozmente le pico en la pierna. El granjero, que acudió a los gritos de su esposa, la llevo inmediatamente al hospital para que la curaran, pero de vuelta a casa aún tenía una fiebre alta.
El ratón, desde su agujero, observaba cómo el granjero cuidaba a su mujer. Y como todo el mundo sabe que para cuidar a alguien con fiebre, no hay nada mejor que una nutritiva sopa, vio como agarró un cuchillo de la cocina y fue a buscar a la gallina, que es el ingrediente principal para preparar una rica sopa.
Pero como la enfermedad de la mujer continuaba, la familia, los amigos y vecinos fueron a visitarla. El ratón vio como el granjero tuvo que matar al cordero para darle de comer a sus visitantes. Sin embargo y a pesar de todos los cuidados de su esposo, la mujer no mejoro y acabó muriendo. Entonces el pequeño ratón vio, desde su ratonera, como el granjero, para poder pagar los gastos del funeral, vendió la vaca a un hombre que se la llevó al matadero.
Cuando escuches que alguien tiene un problema y creas que ese problema no es tuyo o que no te afecta, y no le prestas atención… acuérdate de como acabaron la gallina, el cordero y la vaca y piénsalo dos veces, antes de darle la espalda.
Adaptación de un texto de Internet de autor anónimo.

 

EL ARBOL DE LAS PREOCUPACIONES.

 

Un rico comerciante contrató a un carpintero para restaurar una antigua casa colonial. Como el comerciante era de esas personas a las que les gusta tener todo bajo control y le preocupaba que el trabajo no quedase bien, decidió pasar un día en la casa, para ver cómo iban las obras.

 Al final de la jornada, se dio cuenta de queel carpintero había trabajado mucho, a pesar de que había sufrido varios contratiempos. Para completar el día de mala suerte, el coche también se negó a funcionar así que el empresario se ofreció para llevarle a casa.

 El carpintero no habló durante todo el trayecto, visiblemente enojado y preocupado por todos los contratiempos que había tenido a lo largo del día. Sin embargo, al llegar invitó al comerciante a conocer a su familia y a cenar, pero antes de abrir la puerta, se detuvo delante de un pequeño árbol y acarició sus ramas durante pocos minutos.

 Cuando abrió la puerta y entró en la casa, la transformación era radical: parecía un hombre feliz. La cena transcurrió entre risas y animada conversación. Al terminar la velada, el carpintero acompañó al comerciante al coche. Cuando pasaron por delante del árbol, este le preguntó:

 - ¿Qué tiene de especial ese árbol? Antes de entrar estabas enojado y preocupado y después de tocarlo eras otro hombre.

 - Ese es el árbol de los problemas – le respondió el carpintero. – Soy consciente de que no puedo evitar los contratiempos en el trabajo pero no tengo por qué llevarme las preocupaciones a casa.Cuando toco sus ramas, dejo ahí las preocupaciones y las recojo a la mañana siguiente, cuando regreso al trabajo. Lo interesante es que cada mañana encuentro menos motivos para preocuparme que los que dejé el día antes. 

 Esa noche, el rico comerciante aprendió una de las lecciones más valiosas de su vida.

   Reflexión:

Aprender a soltar las preocupaciones diarias puede parecer una habilidad difícil, pero con práctica puede conseguirse y convertirse en un  hábito que nos permitirá disfrutar mejor de nuestra vida.

 Las preocupaciones son como montar en una bicicleta estática: cansan pero no llevan a ninguna parte. Cargar con la mochila de preocupaciones durante todo el día genera estrés,angustia, ansiedad y gran malestar, creándose una bola cada vez más grande que fomenta la irritabilidad y la negatividad... además de impedirnos disfrutar del presente. 

 Pero lo bueno es que podemos practicar y fomentar habilidades que nos permitan "soltar lastre" diariamente. podemos crear nuestro propio "árbol de las preocupaciones": hacer deporte, practicar relajación, meditación,  ejercicios mentales, etc. 

 Plantemos nuestro arbol de las preocupaciones y recordemos abrazarlo cada día.

 

GUIA TELEFONICA

 

Buscar en federal
 

 

aaaa

DEJA UN MENSAJE

 
 

LO MAS LEIDO DEL MES

 
 


Radio y Coaching Metamorfosis - © 2018 - Todos los derechos reservados


RadiosNet