Vencer el miedo.
¿Quién se acuerda del hígado? 10 alimentos para cuidarlo.

Hoy es miercoles 13 de noviembre de 2019 y son las 01:35 hs. RADIO Y COACHING METAMORFOSIS DESDE ARGENTINA A TODO EL MUNDO.. La primera radio por internet dedicada al mundo del Coaching-Es el Mago que nos ayuda a transformar las Falencias existenciales en oportunidades!! Transformate con nosotros...COMUNICATE, TE ESPERAMOS.


  2 de septiembre de 2019
Los beneficios de la empatía.
Empatía significa "sentir dentro". ¿Cuál es su verdadero valor?¿Cómo podemos desarrollarla para conectar con los demás? Practicando la escucha activa.

Ponernos en el lugar del otro, sentir lo que los demás sienten, es un ejercicio de apertura al mundo que nos ayuda a vincularnos con la vida. Requiere movilizar nuestras propias emociones y dirigir una mirada más comprensiva a nuestro interior. Así mejoramos la forma en que nos relacionamos hacia dentro y hacia fuera.

La certeza que puede tener una madre de lo que necesita su bebé con solo escuchar su llanto, el profundo dolor que siente un nativo del Amazonas al sintonizar con el sufrimiento de los árboles y los animales atrapados en un incendio o el deseo que se despierta en los miembros de una pareja ante la mirada cargada de pasión de uno de ellos son, todas ellas, manifestaciones de la empatía.

¿QUÉ ES LA EMPATÍA?

La empatía –del griego empatheia, que significa “sentir dentro”– es una capacidad que nos permite la participación afectiva, habitualmente emocional, en una realidad ajena a nosotros.

Su existencia fue corroborada por la comunidad científica en la década de los noventa del siglo pasado, tras el descubrimiento por parte del neurobiólogo italiano Giacomo Rizzolatti y su equipo de la existencia de “neuronas espejo”, que tienden un puente de cerebro a cerebro y sitúan a dos personas en la misma longitud de onda, lo cual permite a uno de ellos “sentir dentro” lo que el otro siente, es decir, empatizar con él.

 

Pero la empatía no es solo una reacción que se da entre las personas, sino quetambién es el sostén del sentimiento ecológico que nos sumerge en aquello de lo que formamos parte, la naturaleza. Por tanto, nos permite vibrar, sintonizar su frecuencia y emocionarnos con ella.

Esta reacción exige un mecanismo muy complejo que compromete tanto al movimiento neuronal de la parte cortical de nuestro cerebro, como al sustrato límbico-emocional y el paleocórtex-instintivo. Dicho de otro modo, instinto, emoción y conciencia se implican para facilitarnos una percepción esencial y completa.

ALGUNAS PERSONAS SON MUY EMPÁTICAS Y OTRAS... NO TANTO

Si bien la empatía es una potencialidad común, no todas las personas la desarrollan por igual: la rigidez y la frialdad caracterial –el rasgo predominante en la sociedad en la que vivimos, como consecuencia de sus dinámicas en las relaciones y la educación– limitan considerablemente su funcionamiento.

Es importante estar muy atentos a la edad en la que se establecen las bases neurofisiológicas de esta capacidad, es decir, los primeros dos-tres años de vida.

Esta es una etapa marcada por una convivencia en intimidad, donde el mimo, la ternura, las caricias, las miradas, el tono de voz y el respeto por el ritmo natural deberían primar en las relaciones entre el reducido y fundamental círculo de sus protagonistas.

La vivencia satisfactoria de este periodo de nuestra vida facilita la organización de los biosistemas vitales y de algunas funciones básicas que dotarán a nuestra incipiente personalidad de unos cimientos fuertes para afrontar de manera estable y placentera la siguiente etapa, la social.

De hecho, en el reino animal, cuando las crías expresan una emoción, la madre debe percibirla y reaccionar adecuadamente; de lo contrario, mueren.

Según el primatólogo holandés Frans de Waal, son precisamente esos cuidados maternales adecuados los que estimulan el apego afectivo y el vínculo energético que dan origen a la empatía.

 

Siguiendo este principio, habría que potenciar espacios familiares y escolares donde las relaciones y la comunicación se establecieran no solo desde la cabeza, sino también desde el corazón. Y, por supuesto, reivindicar los cambios sociales necesarios para que estos lugares sean factibles.

LA ESCUCHA ACTIVA, IMPRESCINDIBLE

Para ganar empatía debemos entrenarnos en el arte de la escucha; la de nuestro interior, pero también la del discurso del otro, dejando que invada nuestro ser sin miedos ni prejuicios, y así establecer una comunicación global, profunda, funcional y, por lo tanto, eficaz.

Asimismo, es fundamental que tratemos de reducir lo más posible el estrés laboral y romper la monótona rutina cotidiana –que sutilmente, y casi sin darnos cuenta, embrutece nuestros sentidos y sentimientos–. Eso implica atender con más empeño nuestras necesidades y nuestro ritmo vital tomando como referencia no el tiempo medido, sino el vivido.

 

La comunicación empática es necesaria y beneficiosa en cualquier ámbito del ser humano, desde la familia y la escuela, hasta el lugar de trabajo, y, desde luego, es imprescindible en el de la salud.

LOS BENEFICIOS DE LA CONEXIÓN EMPÁTICA EN LA PAREJA

También es una herramienta fundamental para el psicoterapeuta, que la debe ejercitar y utilizar tanto en la intervención individual y grupal, como en los conflictos de pareja. Como el que vivieron Juan y Amparo.

Esta pareja llevaba varias sesiones de psicoterapia: estaban perdiendo confianza el uno en el otro y se irritaban con frecuencia, hasta el punto de llegar a cuestionarse la viabilidad de su relación. Ambos escuchaban y se esforzaban por entender las explicaciones del otro, pero, a la vez, tendían a racionalizar y justificar todas las acciones que realizaban. Y así no había manera de avanzar.

En uno de nuestros encuentros les invité a que permanecieran sin hablar, mirándose a los ojos, respirando e intentando sentir al otro al mismo tiempo que cada uno se mantenía en contacto con sus propias sensaciones y estados de ánimo.

 

Inicialmente no se concentraban, surgió la risa, palabras escapistas y otras respuestas típicas de una situación que no es frecuente y crea cierta torpeza, expectación y no poca ansiedad. Pero cuando consiguieron al fin conectar desde la empatía, las reacciones emocionales llegaron de forma espontánea.

Les animé entonces a que se dejaran llevar por las emociones sin censurarlas.A ambos se les llenaron los ojos de lágrimas, su respiración se hizo más rítmica y fluida, con menos tensión y un mayor abandono. Se tomaron de las manos y un abrazo genuino, sincero y lleno de deseo marcó el momento final de la experiencia que habían vivido.

Al hablar después sobre lo que había sucedido, coincidieron en el amor y la aceptación que habían sentido en el otro, lo que les condujo a desdramatizar su realidad cotidiana y a tomar conciencia de que deseaban seguir juntos.

Se dieron cuenta de que debían buscar espacios para encontrarse y fluir desde la espontaneidad, más allá de la rutina y del automatismo del día a día.

Esta experiencia puede reproducirse en cualquier espacio en el que sea necesario afrontar y resolver desavenencias, diferencias y rencores.

Porque la empatía, tanto en lo que se refiere a la percepciones como a la comunicación, demuestra ser una valiosa herramienta para mejorar nuestras relaciones y recuperar nuestra esencia humana, garantía de una sociedad armónica.

¿CÓMO POTENCIAR LA EMPATÍA?

Podemos salir al encuentro de los beneficios de la empatía introduciendo pequeños cambios en la vida que nos acerquen a los demás.

  • Modificar nuestro entorno. Es importante que en los espacios familiares y escolares se respete el ritmo individual, se establezcan relaciones basadas en el amor y la tolerancia y se potencie la escucha activa y la creatividad.
  • Bajar el ritmo diario. Eso significa vivir sin prisas, según los ritmos biológicos, siendo conscientes del paso del tiempo y buscando espacios de soledad donde cultivar la escucha interior a través de la meditación, la conciencia corporal y la respiración.
  • Explorar otro tipo de diálogos. Para potenciar la intimidad y la comunicación no verbal en grupo y con la pareja puede ser de ayuda participar en espacios de desarrollo personal en los que se trabaje la empatía.

 

  • Vivir sin prejuicios. Conviene ejercitar la escucha en las relaciones, evitando el prejuicio, el juicio y clasificar o etiquetar a las personas.
  • Recrearnos en la naturaleza. Dedicar un tiempo a permanecer en ella, sentirnos y captar sus sonidos, aromas, colores...

Si escuchamos al otro sin miedos ni prejuicios, la comunicación será profunda, funcional y, por tanto, eficaz.



COMPARTIR:
Relacionadas:
Comentarios:
Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!
Escribir un comentario »








Clima en Federal

22.1°C

Parcialmente nublado

 

LA RADIO EN VIVO

   

DOLAR

 
COMPRA
VENTA
57.98
62.98

 

Visitantes

 

contador de visitas

 

EL RATON DE LA GRANJA- Cuando pienses no es mi problema .. recuerda esto.

 

Un ratón, estaba tranquilamente mirando por un agujero en la pared, cuando vio a un granjero y a su esposa abriendo un paquete. En ese momento pensó, - ¿qué tipo de comida podía haber ahí -, pero quedó aterrorizado cuando descubrió que no era comida, sino una trampa para ratones.
Entonces fue corriendo al patio de la granja a advertir a todos: – ¡Hay una ratonera en la casa, una ratonera en la casa! -.
La gallina, que estaba cacareando y escarbando en busca de una brizna de hierba, levanto la cabeza y dijo: – Discúlpeme Sr. Ratón, yo entiendo que es un gran problema para usted, pero a mí no me perjudica en nada, ni me incomoda la trampa para ratones -. 
El ratón fue hasta entonces a buscar al cordero y le dijo: – Hay una ratonera en la casa, ¡ una ratonera !. - Discúlpeme Sr. Ratón-, le respondió el cordero, - pero no hay nada que yo pueda hacer, solamente pedir por usted. Quédese tranquilo que sera recordado en mis oraciones.
Asustado el pequeño ratón se dirigió entonces a la vaca que le respondió: – ¿Pero acaso estoy yo en peligro?… pienso que no -. Aquella noche el ratón volvió a la casa, preocupado, sólo y triste, para enfrentarse a la ratonera del granjero, pero al llegar oyó un gran barullo, como el de una ratonera atrapando a su víctima.
Al oír el ruido la mujer del granjero corrió para ver lo que había atrapado. En la oscuridad, no vio que la ratonera lo que había atrapado era la cola de una serpiente venenosa. que velozmente le pico en la pierna. El granjero, que acudió a los gritos de su esposa, la llevo inmediatamente al hospital para que la curaran, pero de vuelta a casa aún tenía una fiebre alta.
El ratón, desde su agujero, observaba cómo el granjero cuidaba a su mujer. Y como todo el mundo sabe que para cuidar a alguien con fiebre, no hay nada mejor que una nutritiva sopa, vio como agarró un cuchillo de la cocina y fue a buscar a la gallina, que es el ingrediente principal para preparar una rica sopa.
Pero como la enfermedad de la mujer continuaba, la familia, los amigos y vecinos fueron a visitarla. El ratón vio como el granjero tuvo que matar al cordero para darle de comer a sus visitantes. Sin embargo y a pesar de todos los cuidados de su esposo, la mujer no mejoro y acabó muriendo. Entonces el pequeño ratón vio, desde su ratonera, como el granjero, para poder pagar los gastos del funeral, vendió la vaca a un hombre que se la llevó al matadero.
Cuando escuches que alguien tiene un problema y creas que ese problema no es tuyo o que no te afecta, y no le prestas atención… acuérdate de como acabaron la gallina, el cordero y la vaca y piénsalo dos veces, antes de darle la espalda.
Adaptación de un texto de Internet de autor anónimo.

 

EL ARBOL DE LAS PREOCUPACIONES.

 

Un rico comerciante contrató a un carpintero para restaurar una antigua casa colonial. Como el comerciante era de esas personas a las que les gusta tener todo bajo control y le preocupaba que el trabajo no quedase bien, decidió pasar un día en la casa, para ver cómo iban las obras.

 Al final de la jornada, se dio cuenta de queel carpintero había trabajado mucho, a pesar de que había sufrido varios contratiempos. Para completar el día de mala suerte, el coche también se negó a funcionar así que el empresario se ofreció para llevarle a casa.

 El carpintero no habló durante todo el trayecto, visiblemente enojado y preocupado por todos los contratiempos que había tenido a lo largo del día. Sin embargo, al llegar invitó al comerciante a conocer a su familia y a cenar, pero antes de abrir la puerta, se detuvo delante de un pequeño árbol y acarició sus ramas durante pocos minutos.

 Cuando abrió la puerta y entró en la casa, la transformación era radical: parecía un hombre feliz. La cena transcurrió entre risas y animada conversación. Al terminar la velada, el carpintero acompañó al comerciante al coche. Cuando pasaron por delante del árbol, este le preguntó:

 - ¿Qué tiene de especial ese árbol? Antes de entrar estabas enojado y preocupado y después de tocarlo eras otro hombre.

 - Ese es el árbol de los problemas – le respondió el carpintero. – Soy consciente de que no puedo evitar los contratiempos en el trabajo pero no tengo por qué llevarme las preocupaciones a casa.Cuando toco sus ramas, dejo ahí las preocupaciones y las recojo a la mañana siguiente, cuando regreso al trabajo. Lo interesante es que cada mañana encuentro menos motivos para preocuparme que los que dejé el día antes. 

 Esa noche, el rico comerciante aprendió una de las lecciones más valiosas de su vida.

   Reflexión:

Aprender a soltar las preocupaciones diarias puede parecer una habilidad difícil, pero con práctica puede conseguirse y convertirse en un  hábito que nos permitirá disfrutar mejor de nuestra vida.

 Las preocupaciones son como montar en una bicicleta estática: cansan pero no llevan a ninguna parte. Cargar con la mochila de preocupaciones durante todo el día genera estrés,angustia, ansiedad y gran malestar, creándose una bola cada vez más grande que fomenta la irritabilidad y la negatividad... además de impedirnos disfrutar del presente. 

 Pero lo bueno es que podemos practicar y fomentar habilidades que nos permitan "soltar lastre" diariamente. podemos crear nuestro propio "árbol de las preocupaciones": hacer deporte, practicar relajación, meditación,  ejercicios mentales, etc. 

 Plantemos nuestro arbol de las preocupaciones y recordemos abrazarlo cada día.

 

GUIA TELEFONICA

 

Buscar en federal
 

 

aaaa

DEJA UN MENSAJE

 
 




LO MAS LEIDO DEL MES

 
LOS BENEFICIOS DE NEUTRALIZAR ENERGÍAS CON LA TIERRA
 


Radio y Coaching Metamorfosis - © 2018 - Todos los derechos reservados


RadiosNet