El sueño perdido no se recupera el fin de semana.
"Cuando bailas, las emociones congeladas en el cuerpo se sanan"

Hoy es miercoles 13 de noviembre de 2019 y son las 01:46 hs. RADIO Y COACHING METAMORFOSIS DESDE ARGENTINA A TODO EL MUNDO.. La primera radio por internet dedicada al mundo del Coaching-Es el Mago que nos ayuda a transformar las Falencias existenciales en oportunidades!! Transformate con nosotros...COMUNICATE, TE ESPERAMOS.


  5 de septiembre de 2019
6 ladrones de energía muy frecuentes.
Son varias las razones por las que puedes sentirte cansado. Algunas son errores habituales de los que no somos conscientes.

Te encuentras cansado y no sabes por qué? Te explicamos cuáles son los ladrones de energía más frecuentes en el día a día y qué puedes hacer contra ese decaímiento pertinaz.

Error 1: Desayuno muy dulce

Crepes, tostadas de pan blanco con mermelada, cereales de desayuno con azúcares añadidos… Son desayunos que solo dan un empujón de energía momentáneo al cuerpo, pero transcurridas unas horas lo sumen en un bajón energético.

La solución: los expertos recomiendan desayunar alimentos que sean capaces de proporcionar al cuerpo energía durante toda la mañana. Buenos ejemplos de alimentos que ofrecen energía verdadera son: panes integrales densos, gachas de avena o cremas de frutos secos.

Puedes prepararte un muesli energético y saludable con copos de avena, frutos secos, semillas y fruta desecada, sin añadir nada de azúcar.

Otra alternativa a la tostada con mermelada es una rebanada de pan integral con aguacate.

Error 2: Duermes demasiado o demasiado poco

Dormir una cantidad correcta de horas es importante para sentirse descansado por la mañana. Las necesidades de horas de sueño varían mucho entre personas. Las hay que precisan pocas horas y los hay que con menos de nueve no pueden ni levantarse.

La norma básica es si te sientes con energía y rindes lo suficiente, es que has descansado bien durante la noche.

Demasiadas horas de sueño también producen cansancio. Es el caso de las personas que acostumbran a dormir hasta que no pueden más en la noche del sábado al domingo y tienen problemas para dormirse la noche siguiente.

La solución: intenta acostarte y levantarte siempre a la misma hora. El cuerpo se adapta a ese ritmo. Puedes ponerte una alarma cuando se acerque la hora de acostarse al igual que haces para levantarte.

 

Error 3: Bebidas energéticas y exceso de cafeína

La bebidas energéticas contienen cafeína y grandes cantidades de azúcar. La combinación proporciona un chute rápido, pero a la larga es la receta perfecta para grandes ataques de sueño.

La cafeína en pequeñas dosis favorece la concentración pero también provoca irritabilidad, aumenta la tensión arterial y tiene un efecto negativo sobre el sueño, sobre todo en personas sensibles.

No son pocas las personas que intentan corregir con el efecto energizante de la cafeína un cansancio que es debido a la mala alimentación, la falta de descanso o el estrés. En todos los casos el exceso de cafeína agrava el problema.

La solución: controla tu ingesta de cafeína. Dos tazas de café antes de mediodía probablemente no producirán efectos secundarios. Con tres o más tazas surgen los problemas. Y una sola lata de una bebida energética ya puede alterarte (y ten en cuenta que suelen estar cargadas de edulcorantes sintéticos).

Error 4: Comes poco

Mantener un peso corporal correcto ayuda a sentirse en forma y cargado de energía. Las dietas drásticas no son buenas para nadie. Un régimen de adelgazamiento que proporcione menos de 850 kilocalorías por día, no sólo provoca un cansancio considerable, sino que seguramente no contiene todos los nutrientes que el cuerpo necesita y con ello aumenta el riesgo de sufrir una variedad de enfermedades.

La solución: intenta comer de manera equilibrada. Toma hortalizas y frutas, elimina el azúcar añadido, los refrescos y los alimentos procesados de tu dieta. Rápidamente verás progresos tanto en tu peso como en tu nivel de energía.

Error 5: En la rueda de los pensamientos

Procura mantener alejados el estrés y las preocupaciones. El estrés mantenido durante demasiado tiempo aumenta la frecuencia cardiaca, la tensión arterial y la tensión muscular. Todo ello va acompañado de molestias y agotamiento.

¿Te has olvidado de una cita importante? Bueno, es irritante pero no sirve de nada "machacarse" por ello un día entero. ¿Tienes demasiado trabajo? No tienes alternativa a hacer lo mejor que puedas cada tarea, una después de otra, no varias a la vez, durante tu horario laboral; si queda algo por hacer, no pasa nada.

La solución: concede a tus preocupaciones un tiempo determinado para encontrarles soluciones que tengan sentido. Piensa en opciones factibles, no fantasees y no entres en círculos viciosos. Las técnicas de relajación y sobre todo la meditación te pueden enseñar a controlar la ansiedad y sobre todo a tomar distancias de tus propios pensamientos y emociones negativos.

Si ves que eres incapaz de desconectar y que las preocupaciones te están ganando la partida, habla con tu médico.

Error 6: Te mueves poco

Si permaneces durante demasiado tiempo quieto en una posición determinada, por ejemplo, frente al ordenador, el cuerpo entra en un estado de reposo, que va acompañado de una sensación de falta de energía.

La solución: realiza pausas en tu trabajo cada 30-45 minutos para caminar, realizar estiramientos, ir a beber algo o respirar frente a la ventana. Cada vez que te mueves reduces tu sensación de falta de fuerzas.

Y no olvides realizar a lo largo de la semana diferentes tipos de ejercicio: los que trabajan la conciencia corporal, como el yoga o el taichí; aeróbicos, como correr; y de fuerza, con pesas o cintas elásticas.



COMPARTIR:
Relacionadas:
Comentarios:
Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!
Escribir un comentario »








Clima en Federal

22.1°C

Parcialmente nublado

 

LA RADIO EN VIVO

   

DOLAR

 
COMPRA
VENTA
57.98
62.98

 

Visitantes

 

contador de visitas

 

EL RATON DE LA GRANJA- Cuando pienses no es mi problema .. recuerda esto.

 

Un ratón, estaba tranquilamente mirando por un agujero en la pared, cuando vio a un granjero y a su esposa abriendo un paquete. En ese momento pensó, - ¿qué tipo de comida podía haber ahí -, pero quedó aterrorizado cuando descubrió que no era comida, sino una trampa para ratones.
Entonces fue corriendo al patio de la granja a advertir a todos: – ¡Hay una ratonera en la casa, una ratonera en la casa! -.
La gallina, que estaba cacareando y escarbando en busca de una brizna de hierba, levanto la cabeza y dijo: – Discúlpeme Sr. Ratón, yo entiendo que es un gran problema para usted, pero a mí no me perjudica en nada, ni me incomoda la trampa para ratones -. 
El ratón fue hasta entonces a buscar al cordero y le dijo: – Hay una ratonera en la casa, ¡ una ratonera !. - Discúlpeme Sr. Ratón-, le respondió el cordero, - pero no hay nada que yo pueda hacer, solamente pedir por usted. Quédese tranquilo que sera recordado en mis oraciones.
Asustado el pequeño ratón se dirigió entonces a la vaca que le respondió: – ¿Pero acaso estoy yo en peligro?… pienso que no -. Aquella noche el ratón volvió a la casa, preocupado, sólo y triste, para enfrentarse a la ratonera del granjero, pero al llegar oyó un gran barullo, como el de una ratonera atrapando a su víctima.
Al oír el ruido la mujer del granjero corrió para ver lo que había atrapado. En la oscuridad, no vio que la ratonera lo que había atrapado era la cola de una serpiente venenosa. que velozmente le pico en la pierna. El granjero, que acudió a los gritos de su esposa, la llevo inmediatamente al hospital para que la curaran, pero de vuelta a casa aún tenía una fiebre alta.
El ratón, desde su agujero, observaba cómo el granjero cuidaba a su mujer. Y como todo el mundo sabe que para cuidar a alguien con fiebre, no hay nada mejor que una nutritiva sopa, vio como agarró un cuchillo de la cocina y fue a buscar a la gallina, que es el ingrediente principal para preparar una rica sopa.
Pero como la enfermedad de la mujer continuaba, la familia, los amigos y vecinos fueron a visitarla. El ratón vio como el granjero tuvo que matar al cordero para darle de comer a sus visitantes. Sin embargo y a pesar de todos los cuidados de su esposo, la mujer no mejoro y acabó muriendo. Entonces el pequeño ratón vio, desde su ratonera, como el granjero, para poder pagar los gastos del funeral, vendió la vaca a un hombre que se la llevó al matadero.
Cuando escuches que alguien tiene un problema y creas que ese problema no es tuyo o que no te afecta, y no le prestas atención… acuérdate de como acabaron la gallina, el cordero y la vaca y piénsalo dos veces, antes de darle la espalda.
Adaptación de un texto de Internet de autor anónimo.

 

EL ARBOL DE LAS PREOCUPACIONES.

 

Un rico comerciante contrató a un carpintero para restaurar una antigua casa colonial. Como el comerciante era de esas personas a las que les gusta tener todo bajo control y le preocupaba que el trabajo no quedase bien, decidió pasar un día en la casa, para ver cómo iban las obras.

 Al final de la jornada, se dio cuenta de queel carpintero había trabajado mucho, a pesar de que había sufrido varios contratiempos. Para completar el día de mala suerte, el coche también se negó a funcionar así que el empresario se ofreció para llevarle a casa.

 El carpintero no habló durante todo el trayecto, visiblemente enojado y preocupado por todos los contratiempos que había tenido a lo largo del día. Sin embargo, al llegar invitó al comerciante a conocer a su familia y a cenar, pero antes de abrir la puerta, se detuvo delante de un pequeño árbol y acarició sus ramas durante pocos minutos.

 Cuando abrió la puerta y entró en la casa, la transformación era radical: parecía un hombre feliz. La cena transcurrió entre risas y animada conversación. Al terminar la velada, el carpintero acompañó al comerciante al coche. Cuando pasaron por delante del árbol, este le preguntó:

 - ¿Qué tiene de especial ese árbol? Antes de entrar estabas enojado y preocupado y después de tocarlo eras otro hombre.

 - Ese es el árbol de los problemas – le respondió el carpintero. – Soy consciente de que no puedo evitar los contratiempos en el trabajo pero no tengo por qué llevarme las preocupaciones a casa.Cuando toco sus ramas, dejo ahí las preocupaciones y las recojo a la mañana siguiente, cuando regreso al trabajo. Lo interesante es que cada mañana encuentro menos motivos para preocuparme que los que dejé el día antes. 

 Esa noche, el rico comerciante aprendió una de las lecciones más valiosas de su vida.

   Reflexión:

Aprender a soltar las preocupaciones diarias puede parecer una habilidad difícil, pero con práctica puede conseguirse y convertirse en un  hábito que nos permitirá disfrutar mejor de nuestra vida.

 Las preocupaciones son como montar en una bicicleta estática: cansan pero no llevan a ninguna parte. Cargar con la mochila de preocupaciones durante todo el día genera estrés,angustia, ansiedad y gran malestar, creándose una bola cada vez más grande que fomenta la irritabilidad y la negatividad... además de impedirnos disfrutar del presente. 

 Pero lo bueno es que podemos practicar y fomentar habilidades que nos permitan "soltar lastre" diariamente. podemos crear nuestro propio "árbol de las preocupaciones": hacer deporte, practicar relajación, meditación,  ejercicios mentales, etc. 

 Plantemos nuestro arbol de las preocupaciones y recordemos abrazarlo cada día.

 

GUIA TELEFONICA

 

Buscar en federal
 

 

aaaa

DEJA UN MENSAJE

 
 




LO MAS LEIDO DEL MES

 
LOS BENEFICIOS DE NEUTRALIZAR ENERGÍAS CON LA TIERRA
 


Radio y Coaching Metamorfosis - © 2018 - Todos los derechos reservados


RadiosNet