#Artículos

Mindfulness: La práctica de meditación que cuida tu salud mental

El encierro prolongado, las dificultades para estar con nuestros seres queridos y el acelerado ritmo de la “tele-vida, hacen que sea aún más importante cuidar de nuestra salud mental.  Por esto es tan importante incluir en nuestras rutinas prácticas de autocuidado y bienestar, como ocurre con el Mindfulness.

Mindfulness, traducido al español como “atención plena” o “consciencia plena”, es una práctica meditativa que nos invita a vivir en el momento presente, aquí y ahora, prestando atención a lo que nos sucede sin hacer juicios de ello, y en aceptación de esa experiencia.

Nuestra mente esta habituada a generar miles de pensamientos al día, emitir juicios y clasificar todo lo que captamos. Nos lleva continuamente al pasado, a repasar lo que hicimos o no hicimos o al futuro. Esta práctica nos permite volver una y otra vez a la experiencia presente, invitándonos a percibir el aquí y ahora con la curiosidad de un niño o niña que observa por primera vez, sin juzgar. E incluso, la práctica regular nos permite ser más conscientes de nosotros mismos, nuestros pensamientos, emociones y dejar de vivir en piloto automático, como habitualmente lo hacemos.

Aprendiendo más sobre el Mindfulness

Las neurociencias han demostrado que la práctica regular de mindfulness puede generar cambios en nuestro cerebro e impactar directamente las áreas relacionadas con la regulación de nuestras emociones, la atención y concentración, el aprendizaje y memoria, la autoconciencia, conciencia social y empatía, e incrementar nuestro bienestar.

Es muy importante tener presente que el objetivo de la práctica no es relajarse, si bien, puede ocurrir; más que relajación, se trata de ser consciente de nosotros mismos/as y, en ese ejercicio, a veces nos podemos encontrar con tensiones, o emociones menos agradables, que no nos dejen “relajados” luego de practicar. Sin embargo, la práctica regular te permite poder enfrentar la ansiedad y el estrés de una manera más amable y autocompasiva, y aprender a responder en vez de reaccionar.

Puede ser practicado por cualquier persona. Para ello, puedes buscar un lugar o momento tranquilo, comenzar sentándote en una silla en una posición cómoda y alerta, que te permita estar presente y consciente y llevar tu atención a la respiración. Tus pensamientos probablemente te llevarán en diferentes direcciones, y es completamente normal: la invitación entonces es llevar tu atención nuevamente a la respiración, sin luchar con tus pensamientos, ni distracciones, y sin hacer juicios de lo que experimentes. Ten presente que este ejercicio no tiene como objetivo que pongas tu mente en blanco, sino más bien, que seas consciente de tus pensamientos, y volver al foco de tu respiración, las veces que sea necesario.

By: dise.udec

 

Seguinos, sumándote a 

https://radiometamorfosis.com.ar/

 

https://www.facebook.com/www.radiometamorfosis.com.ar/

https://www.instagram.com/radio.coaching.metamorfosis/

https://www.youtube.com/@radiometamorfosisinternaci6075

https://www.youtube.com/@radiometamorfosiscoachingw7959

 

Enviános un correo con tu inquietud. 

radioycoachingmetamorfosis@gmail.com

 

¿QUÉ SON LAS EMOCIONES?

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *